El mejor protector solar para proteger la piel de los rayos ultravioletas

protector solar

¿Cual es el mejor protector solar para proteger tu piel de los rayos ultravioletas?

Ahora que llega el verano, necesitamos un buen protector solar para mostrar un lindo bronceado todo el verano, pero con seguridad. También queremos que a ser posible cuanto más rápido mejor y que dure mucho. Eso es casi imposible y muy perjudicial para nuestra piel, si no tomamos las medidas adecuadas.

Muchas personas no utilizan el protector adecuado pensando que al usar un protector alto retrasa el bronceado. Y eso es totalmente falso, usar una protección alta nos protegerá bastante, pero retrasará el moreno, porque todo depende del tipo de piel que tenemos.

Hay que tener en cuenta que cada piel reúne sus propias características, denominadas fototipo, en las que unas personas se broncean más rápidamente sin quemarse y a otras les cuesta un poquito más. Por ello, hay que ver qué tipo de piel tenemos y qué tipo de protección debemos usar.

El protector solar ayuda a nuestro mecanismo de defensa natural

La piel tiene su propio mecanismo de defensa que se activa cuando recibe la luz del sol. Su defensa es la creación de la melanina pero, no es suficiente para ir protegidas durante la exposición al sol.

Se ha demostrado en los últimos años, que el cáncer de piel ha aumentado en un 45 % y en la mayoría de los casos es por la larga exposición al sol sin una protección adecuada. Con esto queremos decir, que se hubieran evitado muchos cánceres de piel si se hubieran expuesto al sol adecuadamente y con protección.

El promedio que una persona puede exponerse al sol es de 20 minutos. Y si por ejemplo utilizas una protección de factor 15, significa que tu piel estará protegida 15 veces más.

Protector solar y factores de protección de la piel

  • Si tienes la piel muy sensible: Es una piel muy blanca, que tiende a ponerse roja, no adquiere un tono bronceado y suelen salir manchas y pecas, corriendo el riesgo de inflamarse y aparecer ampollas. Esta piel necesita el factor 50 o superior.
  • Si tu piel es sensible: Es una piel blanca que tiende a quemarse, adquiriendo un ligero bronceado. Esta piel necesita un factor 50.
  • Si tu piel es clara: Es una piel blanca que adquiere un color dorado. También necesita un factor 50 y después un 30.
  • Si tu piel es morena: Esta piel rara vez se quema y adquiere un color bronceado color chocolate. Necesitas un factor 20.
  • Si tienes piel oscura: Esta piel casi nunca se quema y puedes usar una protección de factor 20 y bajar después al 15. Si tienes la piel negra (nunca se quema) puedes usar un 15 y bajar después a 10.

También debes tener en cuenta y muy importante, que debes evitar las horas de sol más fuertes. A veces hasta los protectores más potentes no lo hacen lo suficiente ya que el sol cada vez es más fuerte.

Así que evita exponerte al sol desde las 14 horas hasta las 16 horas. Una buena hora por ejemplo sería de 10 a 12 con intervalos de baño y de sombra para que tu piel descanse. O bien, de 17 a 18 horas.

Aunque uses un protector resistente al agua, cuando te bañes, repasa de vez en cuando la crema por tu cuerpo, ya que así le das una protección extra.

Y recuerda que bronceándote poco a poco el moreno te dura más, ya que si te quemas y te bronceas rápidamente, de la misma forma se irá, dejando un color en la piel más bien amarillo para quedarse pálido después.

Y siempre hidrata tu piel después de cada exposición. Así prolongarás el bronceado y lucirás más brillo en tu piel. Le dará oxígeno, ya que tu piel necesita más agua por el sol.

Un protector solar debe cumplir su misión, protegernos de los rayos ultravioletas tan perjudiciales, pero debes administrar el protector adecuado para conseguir un moreno sano y duradero.

protector solar