¿Quién no recuerda al personaje interpretado por David Castillo, el rebelde Jonathan, hijo de Aída y hermano de la Lore?

Si por algo se caracterizaba Jonathan, el personaje al que daba vida David Castillo, era por su rebeldía. ‘Aída‘ fue el debut en televisión del joven actor que se incorporaba a la serie con sólo 12 años. Una serie que duró nada menos que 10 temporadas en las que vimos como crecía David, mientras iba cambiando parte del elenco de la serie emitida en Telecinco durante una década.

Tras 237 episodios, Aída se despedía el 8 de junio de 2014, y sus actores tenían que seguir sus carreras con el peso de haber estado entrado en los hogares españoles durante muchísimos años. Esto puede ser un trampolín o una tumba, según el prisma con el que se mire.

David Castillo ya tiene 28 años, y recuerda con nostalgia su paso por la serie que llegó como un ‘Spin-Off’ de otra serie, ‘7 vidas‘. Siendo aún un niño y con las ideas poco claras sobre lo que quería ser de mayor, David fue conociendo desde dentro el mundo de la interpretación, y cuando ‘Aída‘ tocaba a su fin, ya sabía que quería seguir metiéndose e la piel de otras personas, pero esta vez en el Teatro.

David Castillo, vida en el teatro y un romance con Jara Dominguín, hermana de Bimba Bosé

David concedía una entrevista al medio ‘LOC’, de ‘El Mundo‘, donde revelaba hacia donde había enfocado su carrera en la interpretación. Tras su paso por le pequeña pantalla en pequeños papeles en series como ‘Amar es para siempre‘, David decidía que se dedicaría al Teatro, otras de sus grandes pasiones. Curiosamente durante estos años, David ha experimentado un notable cambio de imagen luciendo una melena larga y rizada: Sí, radical. Todo empezó con el corte de pelo. Entré en la Compañía Nacional de Teatro Clásico y pensé en cambiar de imagen”

Centrado en su nueva carrera como actor de teatro, y en pequeños papeles como en la nueva serie de Amazon Prime ‘El Cid, la serie’, David lleva una vida tranquila que un buen día compartió con Jara Dominguín, hermana de Bimba Bosé, a la que apoyó con toda su alma cuando perdió a su hermana de cáncer de mama.