¿Qué fue de Laura Velasco, la concursante transgénero de ‘GH Revolution’?

Laura Velasco saltó a la fama cuando ingresó como una de las dieciocho participantes de Gran Hermano Revolution.

Laura Velasco es natural de Sevilla y reside actualmente en Mairena de Aljarafe, una localidad de la misma provincia. La joven que un día dejó prendada a la audiencia con su belleza y simpatía, ahora está centrada en otros derroteros muy lejanos a los medios de comunicación. Eso sí, se muestra más que activa en sus redes sociales.

Siempre se ha definido como una persona alegre y optimista a la que le gusta marcarse retos y conseguirlos. De hecho, se independizó a los veinte años y a los veintitrés se compró un piso, pues se había propuesto ser independiente. Afirma ser muy buena escuchando a los demás, muy comprensiva, y dando buenos consejos. Lo único que sí reconoce como defecto es que le cuesta mucho perdonar, además que suele ser muy maniática y crítica con ella misma.

La última pareja que se le conoce ha sido Aitor L. Matamoros. Se mudaron juntos al poco de conocerse, ya que él es natural de Tarragona y no querían tener una relación a distancia; se dice que él tiene alguna relación con Kiko Matamoros y su familia, pero el empresario ha afirmado no tenerlo claro. Laura y Aitor tienen varios perros, pues ambos son grandes amantes de los animales.

Laura Velasco en ‘Gran Hermano Revolution’

Su entrada en ‘Gran Hermano Revolution‘ se produjo dentro de la primera hornada de cien concursantes que el reality metió en la casa de Guadalix de la Sierra. Resultó ser una de las dieciocho elegidas, por lo que pasó a formar parte del grupo definitivo de concursantes de esta edición del programa.

No llevaba ni cuarenta y ocho horas como concursante cuando Kiko Hernández desveló en su blog una noticia sobre su pasado. Laura es trangénero y se operó para cambiar su cuerpo masculino por uno femenino, rol de género con el que siempre se ha sentido identificada. Según afirmaba el colaborador, el circulo más íntimo de la joven estaba totalmente al corriente de la noticia. De hecho, le habían contado que ella lo pasó muy mal en esa época, que de ahí venían muchas de sus inseguridades.

Tras la operación, Laura Velasco desapareció un tiempo. Intentó borrar todo rastro de su pasado, aunque no pudo hacerlo del todo. Según se comentó en diferentes medios, tras conocerse la noticia salieron varias personas que estaban intentando hacer negocio con imágenes de ella antes de su cambio de sexo.

Ella había preferido mantenerlo todo en secreto antes de su entrada en el concurso. Eso sí, era consciente de que, una vez dentro, poco tardaría en hacerse público.

Laura Velasco no quería ser tachada como transexual, pues cuando Jorge Javier Vázquez la definió así en la segunda gala del programa, su madre lo corrigió: “No, Laura es una mujer”, afirmó en el plató de ‘Gran Hermano Revolution’. Pero años más tarde se arrepentiría de no haber visibilizado la transexualidad, ya que tuvo u oportunidad única para hacerlo.

La nueva vida de Laura Velasco, alejada de los medios

Ahora vive totalmente ajena a los medios de comunicación, disfrutando de su vida en la comunidad andaluza. En su perfil de Instagram podemos ver como el paso del tiempo la ha tratado con benevolencia, ya que está aún más guapa. “Luchadora, soñadora y fan de la libertad”, así se describe Laura en redes sociales, donde comparte un poco de su vida y de su profesión como embajadora de una famosa cadena de perfumerías.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Laura Velasco (@soylauravelasco)