¿Qué pasó con Bo, el perro de la familia Obama?

Bo, el perro de la familia Obama, falleció el pasado mes de mayo

Bo, el perro de la familia Obama, falleció el pasado mes de mayo

Quién no recuerda a Bo, aquel precioso perro que acogió la familia Obama cuando se mudaron a la Casa Blanca, cumpliendo la promesa de campaña de Barack Obama de darles a sus hijas, Sasha y Malia, un perro a cambio del tiempo que dedicaron a la campaña electoral.

El pasado mes de mayo, Barak Obama, el que fuera presidente de Estados Unidos, anunciaba una mala noticia, a través de las redes sociales: Bo, aquel famoso perro de agua portugués que vivió en la Casa Blanca los ocho años de mandato, fallecía debido a un cáncer.

Fue Michelle Obama la que publicó que la mascota padecía esta enfermedad y, aunque se mostraba triste, igualmente estaba muy agradecida por la “vida alegre” que tuvo. Bo fue un perro que estuvo colmado con “juegos”, “caricias” y “tardes tumbado en el sofá”.

“Hoy nuestra familia perdió a un verdadero amigo y fiel compañero”, publicó el expresidente en Twitter este sábado, y agregó que Bo “toleró todo el alboroto que implicaba estar en la Casa Blanca, con un ladrido poderoso pero sin morder, le encantaba saltar a la piscina en el verano, era imperturbable con los niños, se moría por las sobras alrededor de la mesa y tenía un pelo estupendo”.

Bo, el perro de la familia Obama, falleció el pasado mes de mayo

Bob fue un regalo del político Ted Kennedy

Michelle Obama también se despedía de Bob con un tuit en las redes sociales: “no somos los únicos que queríamos a Bo y damos las gracias por el amor que todos habéis mostrado durante años. Por favor, abrazad un poquito más fuerte a los miembros peludos de vuestra familia esta noche y rascad su barriguita de nuestra parte”.

Barak Obama daba el último adiós a su gran amigo compartiendo en Twitter varias fotografía de Bo, al que describió como un “amigo verdadero y un leal compañero”. En una de las instantáneas aparecía Bob corriendo con el expresidente en el interior de la Casa Blanca. En otra, aparecía el animal sentado mientras se dejaba acariciar  por varios niños.

Bo llegó a la Casa Blanca como un regalo que el político Ted Kennedy tuvo con la familia. Te fue uno de los grandes apoyos durante la campaña a la presidencia de un Barack Obama que era en 2008 un ‘desconocido’ senador por el estado de Illinois. La mascota llegó a la Casa Blanca en 2009 y no tardó en convertirse en el centro de las miradas de los más pequeños

Bo, el perro de la familia Obama, falleció el pasado mes de mayo