Alba Molina: “Me siento… Orgullosa no, porque esa palabra no me gusta. Prefiero decir agradecida”.

Alba Molina Montoya nació en Triana y es hija de Lole Montoya y Manuel Molina. Para Alba ser hija de Lole y Manuel es un regalo: Me siento… Orgullosa no, porque esa palabra no me gusta. Prefiero decir agradecida”. Nacida en una familia gitana, hija única, describe su infancia como la de una niña a la que le gustaba jugar sola. “Siempre me ha ido bien la imaginación”.

También recuerda mucho “traqueteo” alrededor… “Mis padres siempre estaban trabajando, luego querían colmarme de regalos como para compensar. Y no me gustaba mucho. Pero con la edad eso se olvida o por lo menos se aparca. En mi casa además había bastante sentido de la fiesta. Siempre estaban cantando y bailando, porque en mi familia no hay quien no cante o no baile”.

Comenzó su carrera profesional como modelo pero se decantó por la música

Alba comenzó como modelo a los doce años, pero fue a los catorce años cuando obtiene el título de Miss Elegancia en un concurso en Jerez y fue cuando alcanzó la mayoría de edad cuando recorrió el mundo como modelo y desfiló por países de todo el mundo. Pero al final decidió enfocarse en la música y en 1997 sacó su primer disco ‘Despacito’ con la colaboración de su padre y Alejando Sanz “es un disco muy bonito, aunque yo no suelo escuchar mis discos”, confesó.

Este disco le valió el trofeo de ‘Artista Revelación’ en los Premios de la Música. Después formaría un grupo denominado ‘Las niñas’ con el que también cosechó varios premios. Y cantó con Navajita Plateá ‘Noches de bohemia’… “Ojú, de eso hace ya mucho tiempo. Ahora me gusta más la mañana”, puntualiza.

¿Quién es la 'impresionante' Alba Molina Montoya, hija del duo flamenco Lole y Manuel?

Los tatuajes: “Y ahora que se llevan tanto, me los quitaría todos”.

Alba es madre de una joven de Madre de una joven de 19 años y de un niño de 10, Alba fue pareja de Leiva y hasta posaron en la revista ‘Rolling Stone’ en plan Lennon y Yoko Ono. Actualmente comparte su vida con Andreas Lutz, del singular grupo O’funk’illo. “Estamos tranquilos –detalla la cantante–. Estudiamos, hacemos deporte…”

“No vemos mucho la tele ni nos enteramos de muchas cosas. Sé que es egoísta, pero es que hay que serlo un poco porque nos van a volver locos”. Con varios tatuajes repartidos por el cuerpo, Alba confiesa que algunos ya no le gustan. “Y ahora que se llevan tanto, me los quitaría todos”.

Visceral y disfrutona, admite haber ganado dinero desde muy joven con la moda y con la música. “Pero me lo he gastado, no he ahorrado un duro, vivo al día. Me gustaría dejarles una casa a mis hijos, aunque por el camino que voy, lo veo complicado”, ironiza. Como gitana, no se ha sentido víctima del racismo, “quizás un poco en el cole”, pero no le apetece ponerse reivindicativa.

“Si tuviera que lanzar un mensaje solo pediría que recuperemos la cercanía porque los humanos nos estamos convirtiendo en una cosa asquerosa. Ya solo interesa el dinero y la superficialidad. No hay empatía, todo el mundo miente, va a lo suyo… Pobre humano. Están mejor los animales», concluye Alba.

¿Quién es la 'impresionante' Alba Molina Montoya, hija del duo flamenco Lole y Manuel?