¿Quién es Raúl Prieto, el hombre que un día apostó y ‘salvó’ los últimos años de vida de Mila Ximénez?

Raúl Prieto apostó por Mila Ximénez

Raúl Prieto, director de Viva la vida, y padrino de boda de Belén Esteban, decidió apostar por Mila Ximénez

Mila Ximénez no solo ha estado rodeada de su familia biológica, sino que también tenía una espectacular familia televisiva, la familia que nació con su regreso a la televisión y, que estuvo cerca de ella estos último meses. Mila Ximénez, desde que le dieron el alta el pasado viernes 11 de junio, tuvo claro que no le quedaba mucho tiempo para despedirse de los que más quería.

Es por eso, por lo que quiso reunir a la familia en su casa. Desde su hija Alba, que viajó desde Ámsterdam para no soltarla de la mano y con la que pudo hablar largo y tendido lo que pudieron, hasta sus hermanos Manolo, Concha y Encarna. Pero Mila, también quiso despedirse de tres grandes amigos, por eso pidió a que los llamaran.

Estas tres personas fueron Jorge Javier Vázquez tal y como adelantó este periódico y ha confirmado el propio presentador; Rocío, una chica de producción a la que Mila Ximénez adoraba con locura; y, por supuesto, su imprescindible y ‘salvador’, Raúl Prieto, actual director del programa Viva la vida que presenta Emma García.

 Raúl Prieto y David Valldeperas acompañan a Mila Ximénez
Raúl Prieto y David Valldeperas (de espaldas) acompañan a Mila Ximénez

Mila Ximénez sentía adoración por Raúl Prieto

Mila no quería marcharse sin despedirse de Raúl Prieto, un hombre por el que sentía una gran admiración. Fue Alba la encargada de llamarle y pedirle que acudiera al piso del barrio de Salamanca donde la periodista vivió sus últimos años. Así, mientras Jorge Javier Vázquez tuvo la oportunidad de despedirse de Mila el pasado martes  15 por la tarde, el miércoles lo hizo Raúl Prieto, un emotivo momento en el que pudo decirle un “hasta siempre” y un “te quiero”.

El director Mila Ximénez siempre estuvieron juntos a las duras y a las maduras. Siempre estuvo a su lado, en sus días de terapia y oncología, y en sus últimas salidas, un hombro que nunca le falló, y por lo que ella estaba muy agradecida. Ella siempre le estuvo agradecida por haberla rescatado del ostracismo profesional y hacerle vivir en televisión los mejores años de su carrera. Y así se lo hacía saber siempre que podía.

Raúl Prieto salió al rescate de Mila Ximénez

Raúl Prieto fue la persona que consiguió en verano de 2003 la entrevista de Mila Ximénez para volver a televisión. Fue el 1 de septiembre de 2003 a las 15.30 de la tarde. Raúl Prieto apostó por ella y le salvó los últimos años de su vida. A partir de ese momento, Mila y Raúl forjaron unos lazos de amistad y cariño.

Desde aquel primer encuentro de entrevista que realizaba Prieto a la periodista, los lazos fueron mucho más que de sangre. Por eso, en la visita de Raúl al domicilio de Mila, la periodista le expresó su agradecimiento por haber estado siempre a su lado y, sobre todo, por hacerla sentir querida, muy querida. “Raúl ha sido el salvador de mi vida. Te amo porque tu única pregunta siempre es cómo estoy”, dijo Mila en varias ocasiones.

Raúl fue una de las primeras personas en conocer que le habían detectado un cáncer de pulmón al que estaba dispuesta a plantarle cara, por lo que no dudó en ningún momento en acompañarla tanto a las múltiples revisiones que tenía que hacerse en la clínica La luz, de Madrid, como a las sesiones de quimioterapia.

Raúl Prieto apostó por Mila Ximénez