Raquel Sánchez Silva denuncia de nuevo a los familiares de su fallecido marido Mario Biondo

La presentadora demanda otra vez a los familiares de su difunto marido por amenazas, calumnias e injurias

Hace algo más de siete años fallecía el marido de Raquel Sánchez Silva, Mario Bondo, un cámara italiano al que la periodista extremeña conoció en el año 2011 cuando co presentaba el reality ‘Supervivientes’.

En el 2012 la pareja contrajo matrimonio, pero un año después el cuerpo del italiano fue encontrado sin vida en su domicilio ubicado en Madrid. El inesperado fallecimiento de Biondo estuvo envuelto en la polémica, ya que los familiares del cámara indicaron que había sido un homicidio.

Desde entonces la familia ha seguido manteniendo que se trataba de un asesinato, y no de un suicidio como dictaminó la justicia italiana. La insistencia de la familia, forzó a que se le practicasen dos autopsias al cámara italiano.

A la misma vez, los familiares del italiano iniciaron en las redes una cruzada contra Raquel Sánchez Silva. Estos creen que creen que la presentadora cacereña sabe mas del caso de lo que declaró.

La presentadora extremeña vuelve a denunciar a la familia del italiano

Pero lejos de olvidarse todo, el caso vuelve a salir a la palestra tras la nueva denuncia presentada por la presentadora contra los familiares de Biondo. Y es que las acusaciones de la familia de Mario Bondo hacía Sánchez Silva, se han incrementado en los últimos meses.

Pero la gota que ha rebosado el vaso de la periodista y presentadora extremeña, fue la emisión de un reportaje. Este se emitió en un programa de televisión italiano, durante el lunes día 5 del pasado mes de octubre.

En ese programa especial titulado “Mario Biondo: un suicidio inexplicable”, y según el contenido de la denuncia interpuesta por la presentadora se cuestionaba que la muerte del italiano fuera un suicidio, e incluso se apuntaba a que Sánchez Silva es sospechosa de la muerte de su ex marido.

En esa denuncia se asegura que Raquel ha recibido amenazas e injurias por parte de la familia del que fuera su esposo. Los abogados señalan que tal y como ya pasó después del fallecimiento de Biondo, la familia continua con su “campaña de acoso” contra la periodista extremeña.