Raquel Sánchez Silva ha decidido evadirse de la polémica sobre el caso de la muerte del que fue su marido, Mario Biondo

Raquel Sánchez Silva disfruta de su vida ajena, en la medida de lo que puede, a la polémica sobre el misterio que rodea la muerte de Mario Biondo, su marido durante sólo unos meses, entre el 2012 y 2013. Y es que mientras se celebraba el juicio por la muerte de Biondo, Raquel trataba de refugiarse en el mar.

La presentadora de televisión ha querido experimentar algo nuevo, y así lo dejó entrever en su cuenta oficial de Instagram. La joven se mostraba feliz, asegurando que no hay mejor sensación que la de las “primeras veces“. Así dejaba de lado las preocupaciones, y trataba de evadirse buceando en el mar, como una sirena.

Los padres del fallecido, Santina y Pippo, nunca se mostraron conformes con las causas de la muerte de su hijo, por lo que lucharon hasta que se reabriera el caso para intentar esclarecer los hechos. El joven italiano, cámara de televisión, fue encontrando sin vida ahorcado en su vivienda y el forense encargado de su caso, José Abenza Rojo, daba como causa de su fallecimiento, el suicido.

Raquel Sánchez Silva se evade del caso de la muerte de su marido, Mario Biondo, de esta manera

El misterioso suicidio de Mario Biondo

Pero los letrados de los padres del joven Mario encontraron numerosas irregulares en el proceso, así como en su autopsia. En la primera autopsia que se realizó al cuerpo del marido de Raquel Sánchez Silva, no se encontraba nada en su estómago del joven, mientras que en la segunda, ordenada por un juez, encontraban restos de comida.

Además de todo esto, los progenitores de Mario, señalan que la firma del documento de la autopsia está falsificada. Aún se está a la espera de una tercera autopsia, ya que hay muchas incógnitas por resolver.

Raquel Sánchez Silva se evade del caso de la muerte de su marido, Mario Biondo, de esta manera
Mario Biondo, junto a Raquel Sánchez Silva