Recupera tu melena con el injerto capilar

Recupera las ganas de lucir una melena abundante y con volumen con el injerto capilar

La calvicie, aunque en principio típicamente masculina, cada día afecta más al público femenino, sobre todo por problemas relacionados con el estrés. Los tratamientos y cirugías, como el injerto capilar, se realizan exactamente igual en hombres y en mujeres. Y los resultados son igualmente satisfactorios, con el aliciente de que, como la caída femenina suele ser difusa (por toda la cabeza), el incremento de pelo pasará desapercibido. Todos verán una melena cada día más bonita y con volumen, pero no sabrán por qué.

Tras la cirugía, a los 6 meses el pelo tiene un aspecto normal, y los resultados definitivos son visibles pasado un año. El microinjerto capilar es la única solución definitiva y eficaz para el tratamiento de la calvicie, con resultados progresivos y muy naturales. Se trata de una cirugía ambulatoria, que se realiza con anestesia local y sedación.

Dos técnicas para la realización del injerto capilar

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction), consiste en la extracción de los folículos del área donante de forma individual. Se practican pequeñas micro tunelaciones en el cuero cabelludo del área donante, de donde se extraen los folículos. Son mínimas inserciones cilíndricas aleatorias, por lo que se evita realizar cualquier tipo de cicatriz ni corte, dejando apenas ninguna marca visible.

Por su parte, la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) consiste en la extracción de una tira de cuero cabelludo del área donante, la nuca del paciente, de la que se obtienen los folículos. Se requiere sutura para cerrar la incisión, pero se realiza de tal forma que quede una cicatriz fina, prácticamente imperceptible. En ambos casos, la intervención dura entre 4 y 7 horas (en función de la densidad del área donante y la extensión del área receptora), y los resultados son definitivos y totalmente.