Ridículo total en 'Viva la vida', tras la bronca de un cabreado técnico español del Apolo XI

Cabreo total de uno de los técnicos españoles de aquella misión, al enterarse de que en el programa se estaban dando datos erróneos

Con motivo del cincuenta aniversario de la llegada del hombre a la Luna, en el programa ‘Viva la vida‘ emitido ayer se entrevistaba a un técnico español que participó en la misión del Apolo XI.

En la jornada de ayer se celebraba una fecha mítica para la historia de la humanidad. El 20 de julio de 1969 el astronauta estadounidense Neil Arnmstrong pronunciaba desde la Luna las míticas palabras: “Es un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”.

Para conmemorar ese histórico momento, desde el programa de Telecinco se pusieron en contacto con uno de los técnicos españoles que participaron en aquella misión, José Manuel Grandela.

Grandela fue uno de los técnicos españoles que en aquella fecha seguían la histórica misión desde una de las centrales de seguimiento ubicadas en Fresnedilla de la Oliva (Madrid).

Ridículo total en 'Viva la vida', tras la bronca de un cabreado técnico español del Apolo XI

Tras haber escuchado pacientemente como la reportera del programa que se encontraba junto a él -y desde el propio programa- se habían dado una serie de datos erróneos e inexactos, Grandela contestaba muy molesto:

”¿Quieres que te conteste? Bueno, primero quiero que deshagas ciertos comentarios que has hecho previamente”.

Ante la cara de sorpresa de la reportera, el técnico paso a responder sobre la serie de errores que se habían dado desde el plató sobre la misión:

“Primero, esto es jugar con desventaja. Porque tú has estado enseñando, me imagino, imágenes a la gente y haciendo ya unas preguntas que estaban semicondicionadas y yo, por ejemplo, no estoy viendo nada”.

Error tras error del programa

La presentadora que sustituía a Emma García -de vacaciones- era Sandra Barneda. Mientras trataba de tranquilizar a Grandela, esta le preguntaba “Te refieres a las imágenes que han salido de los bulos, ¿verdad?”. Visiblemente cabreado, el técnico le respondía:

“Exactamente. La ausencia de estrellas, etcétera. Yo eso no lo he visto y como no lo he visto, no puedo rebatir nada. Sí puedo decir que tú has dicho que me estaban viendo, es un error muy fácil, 400.000 personas, cuando eran un mínimo de 400 millones”.

Pero el cabreo de Grandela no acabó ahí, corrigiendo otro de los errores cometidos por el programa:

“Por otro lado has dicho tres centrales nucleares, por ahí no paso son tres centrales de seguimiento espacial. Estas haciendo unas afirmaciones a gente que no sabe de que va la guerra y les está ya deformando la información”.

La presentadora pidió disculpas e intentó reconducir el tema fuera de las teorías conspiratorias, para centrarse en como había sido ese momento. Sin embargo, Grandela siguió cabreado por no poder rebatir a todos los que piensan en la teoría conspiratoria.