Rocío Crusset, hija de Mariló Montero y del periodista Carlos Herrera, vive entre EEUU y España por su profesión

Rocío Crusset es una joven de 24 años que vive una vida idílica como modelo. Hija de Mariló Montero y del periodista Carlos Herrera, sabía muy bien qué quería ser cuando fuera mayor. Y es que con tan sólo 17 ya se subía a las pasarelas de Nueva York, donde se trasladó a tan temprana edad. Eso sí, reside en un lujoso apartamento en el centro que comparte con la también modelo española Marta Ortiz.

Hace poco se la pudo ver en bicicleta pública por las calles de Nueva York, acompañada de una amiga. La joven es la viva imagen de su madre, esbelta, alta y melena morena, que disfruta con cosas tan pequeñas como alquilar una bicicleta, dar un paseo, tomar un café, y reírse con su amiga, ajena a los dramas que podría tener cualquier persona de a pie.

El outfit elegido para pasar un día de amigas es el ideal para ir cómoda pero ‘trendy’. Una falda negra asimétrica, un jersey de entretiempo negro, y unas zapatillas converse desgastadas negras, perfectas para montar en bicicleta.

Rocío Crusset, hija de Mariló Montero, disfruta de su juventud en Nueva York

Gtres
Gtres

Una vida idílica en Nueva York con un idílico amor: un magnate millonario italiano

Rocío Crusset tiene un nuevo amor, se trata de un magnate italiano llamado o Maggio Cipriani, con quien se la pudo ver en la pasada feria de Abril, luciendo espectacular. Allí presentaba a Cipriani a su familia, y compartió una tarde de toros con confidencias incluidas. 

Rocío Crusset, hija de Mariló Montero, disfruta de su juventud en Nueva York
Gtres