Rocío Flores ya tiene la respuesta de su madre Rocío Carrasco tras la negativa a cogerle el teléfono

Rocío Carrasco se emociona nada más entrar en el plató y escuchar uno de los temas de su madre: ‘Como las alas al viento’

Este miércoles, Rocío Carrasco acudía al plató de Telecinco para conceder su entrevista más esperada. Nada más pisar el plató, la hija de Rocío Jurado no pudeo evitar llorar al escuchar uno de los temas de su madre, Como las alas al viento, interpretada por Blas Cantó, nuestro representante en Eurovisión 2021. Rocío, visiblemente emocionada y nerviosa, tuvo que responder a una de las preguntas más esperadas por todos. Tras el llamamiento público de su hija Rocío Flores, quien aseguró que había llamado a su madre en varias ocasiones, Rocío Carrasco respondió.  La hija de Rocío Jurado, explicaba entonces el motivo en una escueta frase:  “No estoy preparada y sé que ella tampoco”.

Recordemos, que Rocío Flores, desde el plató de El Programa de Ana Rosa, emitía unas palabras, para algunos un tanto cuestionadas, por su falta de empatía hacía su madre: “Mamá, tus hijos no te los ha arrancado nadie, te he llamado dos veces ¡Llámanos, no puedo más!”, con este llamamiento rompía su silencio Rocío Flores ante el testimonio de su madre en el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Despertaba así las dudas: ¿Por qué Rocío no atiende la llamada si asegura que le han arrebatado a sus hijos?

¿Por qué no responde a su hija Rocío Flores?

Rocío Carrasco explica que ha recibido tres llamadas de su hija, el 3 de diciembre’, el jueves antes de su intervención en ‘El programa de Ana Rosa’ y dos días después, el sábado. Además, quiso aclarar algo con lo que se ha estado especulando desde que Rocío Flores participara en Supervivientes. Rocío explica que en ningún de los casos ha cogido el teléfono a su hija, y sobre todo, ha negado públicamente, que en cierta ocasión lo hiciera y le dijera una frase muy repetida en los medios de comunicación: “Jamás, jamás le he dicho aquí no vuelvas a llamar, yo no soy tu madre”. “¡No jo***!”, decía un Jorge Javier Vázquez sorprendido y es que esto se ha abordado como una “verdad sagrada”.

Acerca del motivo por le que no le coge el teléfono a su hija, Rocío, ante la atenta mirada de todos responde muy segura de sí misma:  “No estoy preparada para eso, sé que ella tampoco, sé que las condiciones no son las idóneas y que todo lo que gira en torno a no es ambiente idóneo”, aseguraba. Ante la pregunta ¿Y qué tiene que pasar para que esto cambie? Rocío lo tiene claro: “tiempo”, un espacio tras el que ella esté “preparada”.

La hija de Rocío Jurado lleva mucho tiempo trabajando  en ello y lo está haciendo con “terapia y fármacos” porque si algo tiene claro es que no quiere volver a lo de antes: “No quiero volver a tener vómitos, a lo de antes… me ha costado mucho”. Eso sí, sabe que lo hará cuando esté preparada, pero será por otros medios.

Rocío Carrasco pide públicamente que no se ataque a su hija

Rocío Carrasco ha contado qué ocurrió en su casa aquel 27 de julio del año 2012: «Me pegó y yo acabé en el hospital». Sin embargo, está convencida de que no era su hija quien le pegaba sino que era «su padre». Es más, sabe que nada más ocurrir, Rocío se subió al coche y llamó a Antonio David Flores: «Dijo ‘Papá, ya está hecho».

“Ese día Rocío me agrede y yo termino en un hospital, pero no era ella la que me pegaba, era su padre. Porque quiero dejar claro ya desde el principio que mi hija fue verdugo porque antes fue víctima de esa persona (Antonio David Flores). Y era muy vulnerable», relató Carrasco, pidiendo públicamente que no se le ataque, ya que la culpa la tiene su padre.

Rocío Flores ya tiene la respuesta de su madre Rocío Carrasco al su negativa a cogerle el teléfono