Rosa López narra entre lágrimas el infierno que vivió tras ganar “Operación Triunfo’

Rosa López narra entre lágrimas el infierno que vivió tras ganar Operación Triunfo'

La ganadora de ‘OT 1’ acudió al programa ‘Aquellos maravillosos años’ junto a Geno, Gisela y Natalia Rodríguez

Las cantantes y participantes de la primera edición de ‘Operación Triunfo‘, Rosa López, Geno, Gisela y Natalia Rodríguez acudieron al programa ‘Aquellos maravillosos años‘ de Telemadrid.

Las cuatro asistían este pasado domingo al programa que presenta Toñi Moreno en el canal autonómico madrileño. Lo hacían para hablar sobre lo que significó para ellas el paso por un concurso que arrastró masas, y su posterior carrera profesional.

Hablaron sobre lo que supuso para ellas aquella primera edición del talent más importante en la historia de la televisión de nuestro país. La mayor parte de la entrevista se centró en los buenos momentos que vivieron antes y después de entrar a la academia.

Sin embargo todas coincidieron en el drama que tuvo que vivir la cantante Rosa López poco después de ganar ‘Operación Triunfo‘. La cantante granadina confesó 18 años después haber vivido un auténtico infierno personal tras finalizar el concurso.

Tras ganar ‘OT 1’ y representar a España en el Festival de Eurovisión, la ganadora de aquella primera edición desapareció. La cantante contó que tras quedarse casi sin voz antes de un concierto, le inyectaron algo antes de salir a actuar.

Esto es algo que ya había confesado en el programa ‘Mi casa es la tuya’ que presenta Bertin Osborne. Pero en esta ocasión revelaba muy emocionada las consecuencias que le dejó todo aquello:

“A raíz de eso tuve un quiste provocado por el esfuerzo que hice en tres días. La primera vez canté como dios, pero la tercera me estaba asfixiando. No sabía qué me habían puesto ni por qué lo hicieron”.

Rosa López narra entre lágrimas el infierno que vivió tras ganar Operación Triunfo'

Rosa contó entre lágrimas que estuvo encerrada en su casa durante 8 meses. La artista solo se podía comunicar con los demás a través de una pizarra. Finalmente la cantante tuvo que pasar por el quirófano para ser intervenida de las cuerdas vocales.

Rosa confesó que aquel pinchazo le marcó para siempre en su trayectoria musical. Sus compañeras ratificaron las palabras de Rosa, afirmando que lo que se cometió con ella fue una “auténtica barbaridad”.