Ana Obregón

El programa ‘Viva la vida’ saca a la luz una entrevista a Ana Obregón que ahora cobra todo su sentido

El periodista Aurelio Manzano entrevistaba a Ana Obregón ahora hace más de un año. En esta entrevista, la actriz confesaba como había sobrellevado el cáncer que ha padecido su hijo y lo mucho que ha aprendido de él:

“He luchado porque tenido la suerte de tener el hijo que tengo”. Confiesa que “en menos de un año han estado 92 días en hospitales” y que durante ese tiempo “se le olvidó todo, era solo una madre luchando por su hijo”.

El programa ‘Viva la vida’ ha sido el encargado de sacar a la luz la entrevista a Ana Obregón que se grabó el 27 de febrero de 2019, después de que la actriz regresara con su hijo Álex Lequio, tras recibir un tratamiento en un Hospital en Nueva York.

Ana hacía una declaraciones al periodista Aurelio Manzano, en las que hablaba de lucha, superación y, sobre todo, valor ante los baches que te pone la vida en el camino. Unas declaraciones, que ahora, tienen más significado que nunca.

“No lo quiero olvidar, quiero tenerlo presente el aprendizaje para apreciar la vida. Nos volvemos locos con problemas que no lo son”, reflexionaba Ana Obregón

Ana Obregón comenzaba la entrevista con unas impactantes declaraciones : “Bajas a las profundidades porque te enfrentas a algo que siempre ha sido tabú, pero cáncer no es sinónimo de muerte”. comenzó diciendo.

Aparte de contar como fue su experiencia y la de su hijo en Nueva York, la actriz, daba toda una lección: “Nunca se ha quejado de los dolores que ha tenido, y me va a regañar por decir esto pero no hay victimismo ni dramatismo, aunque era muy duro”.

Añadía a su declaración: “A Álex no le gusta que hable de esto pero hemos estado 92 días del año en hospitales, hemos tenido que irnos de urgencia a las 2 de la mañana en Nueva York, se tiene que dormir en los pasillos. No lo quiero olvidar, quiero tenerlo presente el aprendizaje para apreciar la vida. Nos volvemos locos con problemas que no lo son”, una dura reflexión de Ana.

Uno de los momentos fue cuando sus hermanas regresaban a España y ella se quedaba sola, “se me saltaban las lágrimas”, recuerda. “Pero no puedes llorar, hay que seguir adelante. Alessandro me hubiera gustado tenerle más ahí, sé que por compromisos profesionales no podía estar, pero yo sola puedo. Una madre puede con todo, vive con 2 corazones, respira con 4 pulmones, no necesito a nadie. Que viva la vida y que viva mi hijo, decía haciendo un guiño al nombre del programa.

Sale a la luz después de un año una conmovedora entrevista a Ana Obregón que ahora tiene su sentido
Ana Obregón, Álex Lequio y Alessandro Lequio

Ana Obregón tenía clara la respuesta a la pregunta de su hijo: ¿mamá me voy a morir?

Ana Obregón le reconocía a Aurelio Manzano, que siempre ha evitado llorar para seguir dándole fuerzas a su hijo. Cuando el periodista le pregunta sobre lo que sentia cuando su hijo le cuestionaba, ¿mamá, me voy a morir?, ella tenía muy clara su respuesta: “Le quité importancia, no se puede dramatizar un drama.

“La vida hay que festejarla, aunque a veces se despista pero hay que estar preparado aunque sea un despiste muy grande y entres en un túnel muy oscuro. A cualquier madre que le digan que un familiar tiene cáncer, entra en shock, es un palo, pero estando mal no llegas a ningún lado”, comentó.

“Es un aprendizaje, de lo más duro que puedes vivir”

“Desarrollamos una especie de fuerza, de adrenalina, que te hace pensar en qué es lo que hay que hacer, te anulas, se te olvida todo y sale lo mejor de ti, la parte más humana, la más generosa, no piensas en ti”, reflexionó.

Yo no tengo ningún mérito, cualquier madre hubiera hecho lo mismo. Es un aprendizaje, de lo más duro que puedes vivir. Es como si te sacan el corazón fuera de tu cuerpo, pero en ningún momento me he derrumbado”, concluyó.

Sale a la luz después de un año una conmovedora entrevista a Ana Obregón que ahora tiene su sentido
Ana Obregón