'Sálvame Diario': ¿Por qué Carlota Corredera decidió no entrar en el "juego sucio" de Kiko Matamoros?

Carlota Corredera explica qué es lo que le ha ocurrido con Kiko Matamoros

La presentadora optó por no entrar en polémicas tras las declaraciones que Kiko Matamoros vertió sobre ella Hace unos días, Carlota Corredera se sinceraba acerca de la ruptura de su relación con Kiko Matamoros. A su regreso de las vacaciones, la presentadora decidía no hacer ningún tipo de comentarios acerca de las duras declaraciones que el colaborador había hecho sobre ella durante su ausencia. Sin embargo, a pesar de todo lo que estaba sucediendo, Carlota Correera prefirió no entrar en su «juego sucio» y hacerle daño ante las cámaras. Carlota explicaba entonces el motivo por el que decidió mantenerse en silencio. “No hice eso porque no jugamos en la misma liga. Yo soy presentadora y él es colaborador. Hubiese sido por mi parte un abuso de poder decirle: ‘Mira Kiko, te voy a poner este vídeo. Y luego destrozarlo”. Añade además, que no lo hizo en “aras de la convivencia y por el programa”. Matiza, que debido a su silencio, “el problema lo tengo yo porque el foco me lo han puesto a mí. Y la que se tiene que comer ahora esto por comentarios que se han hecho en mi programa soy yo, no es él.Yo nunca he comercializado con nada de lo que se dice en este programa», decía

Carlota Corredera deja claro: “no soy el problema de Kiko Matamoros”

La periodista deja claro que el colaborador “es una pieza fundamental de ‘Sálvame”, pero que cuando él llega de sus vacaciones, “pone el ventilador de la mierda y aquí pillan unos más que otros. Soy de las que más pillan…Ese día llega y cuestiona el programa, a la productora, a la presentadora”. Recordemos que el conflicto entre la presentadora y el colaborador se originó con la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco. La propia Carlota recordaba al respecto lo que sucedió en durante dicha emisión:  “Tuve una conversación con Kiko desde el respeto, desde la tranquilidad y desde la serenidad cuando él llevaba meses pingando al documental, al debate posterior y a todo lo que sucedía ahí.” Asegura que cuando ya se estaba estaba terminando la serie el colaborador le dijo que no la había visto. “Para mí sus opiniones hay que tenerlas en cuarentena. No puedo darle credibilidad a una persona que opina de algo que no ha visto. ¿Estamos locos? Estamos hablando de algo tan delicado como lo de Rocío Carrasco», sentenciaba. Finalmente, la periodista deja algo muy claro: «Hay muchas cosas que sé y no puedo decir. Lo que sí puedo decir es que el día que carga contra mí su cabreo no era yo. No engañemos a la gente. Si Kiko Matamoros tiene problemas en su vida, en la productora, en sus finanzas, en sus emociones o en lo que sea no es mi responsabilidad… No estoy autorizada para decirlo, pero yo no soy su problema, ¿vale?», insistía. Carlota Corredera explica qué es lo que le ha ocurrido con Kiko Matamoros]]>