Jorge Javier Vázquez y Lydia Lozano

‘Sálvame’ vivió el momento más silencioso de su historia

Este pasado lunes, Jorge Javier Vázquez y Lydia Lozano protagonizaron uno de los momentos más incómodos de Sálvame, provocando tanta tensión que ni siquiera ninguno del resto de colaboradores se atrevía a articular palabra

Jorge Javier y Lydia se quedaron mirando fijamente a la cámara después de haberse dicho unas cuantas verdades, por lo que ninguno de los dos medió palabra durante un largo minuto que, incluso dejó enmudecido al plató entero.

El monumental enfado de Jorge Javier fue más que evidente contra Lozano. “La que quedó mal fue ella porque era una cena divertida pero ponías la tele y la veías cabreada con mala cara poniendo los platos. Estoy harta de que a Mila se le consienta todo, dijo algo que vosotros no escuchásteis pero en casa sí. A mí nadie me insulta de esa manera ¡Ya está bien con Mila!”, gritó Lydia.

Ante la escena montada por Lydia, el presentador reaccionaba: ”También puede haber gente a la que le moleste verte a ti sin parar de llorar y desquiciada”, dijo molesto. ”Si dices esto lo mejor es que nos levantemos todos y nos vayamos a casa, porque si por algo me gusta esta televisión que hacemos es porque no hay secretos, si todo fuera predecible nos iríamos a casa”, reivindicó Jorge Javier.

Lydia, entre sollozos dijo: ”Tal vez tengas razón”. Tal fue el grado de nervios y tensión, que el presentador tuvo que aflojar y mediar para reconducir las cosas: “Tanto Mila como tú sois únicas, estáis entrando en un terreno que después de 12 años, con lo que lleváis a las espaldas, dudéis de cada una de vosotras”.

El motivo del enfado entre Lydia Lozano y Mila Ximénez

Recordemos que Lydia y Mila protagonizaron un fuerte enfrentamiento, el pasado viernes, durante ‘La última cena’, que acabó con Lydia abandonando el plató. Todo empezó con un comentario de Mila, que decía que Lydia decide cuándo llorar y cuándo no según el punto en el que se encuentre el programa.

Lydia Lozano calificaba uno de los platos de la cena de Mila como “sopa de calcetín” y el conflicto estalló. De hecho, fue subiendo de tono hasta que tras una “niñatada” de Mila, Lydia se fue de plató.

El enfado de Lydia siguió subiendo en ‘Sábado Deluxe’, se extendió a más gente y, pasado el fin de semana, regresaba a ‘Sálvame’ y brotaba de nuevo: “La que quedó mal fue ella porque era una cena divertida pero ponías la tele y la veías cabreada con mala cara poniendo los platos”.

'Sálvame' vive el momento más incómodo de su historia dejando al plató callado durante un minuto
Jorge Javier Vázquez y Lydia Lozano