La periodista de 35 años volvió a ingresar en la Clínica Ruber de Madrid este domingo

Sara Carbonero e Iker Casillas fueron vistos este domingo en las inmediaciones de la Clínica Ruber, donde ingresaban a la periodista de 35 años. En este mismo centro hospitalario privado, el pasado 21 de mayo, le extirpaban un tumor maligno en uno de los ovarios.

Según publicó ‘Diez Minutos’, la joven periodista tuvo que ser hospitalizada el pasado domingo 9 de junio, sólo un día después de disfrutar de un día de celebración. Set trataba del bautizo del hijo de su mejor amiga: Isabel Jiménez, disfrutando de un día junto a sus seres queridos.

Nada hacía presagiar que Sara ingresaría un día después en el hospital, donde acudían sólo unas horas más tarde del ingreso de Sara, su madre, su hermana Irene, que no se separa de ella, y su íntima amiga Isabel Jiménez.

Sara Carbonero inquieta a los medios tras ser ingresada este domingo en la Clínica Ruber

Sara Carbonero, un breve ingreso para asistir dos días más tarde al concierto de Ed Sheeran

El medio que publicó la exclusiva no detalló el motivo del breve ingreso de la periodista, pero todo parece indicar que regresó a la clínica donde le extirparon el tumor maligno para recibir tratamiento, ya que la joven se enfrenta ahora a una ardua batalla para eliminar definitivamente el cáncer.

Por este motivo la pareja se mudaba a la capital madrileña, dejando a un lado Portugal, lugar donde residían cuando Iker Casillas fue fichado por el Oporto. La periodista manchega tendrá que acudir varias veces al hospital, y aunque aún no se ha sabido el tratamiento que deberá seguir, es probable que se someta a radioterapia y a quimioterapia, si lo estiman oportuno.

Sara Carbonero inquieta a los medios tras ser ingresada este domingo en la Clínica Ruber