La Audiencia de Madrid ratifica la condena al humorista Niki Nadal por cometer ‘vejaciones leves’ a su esposa

La sentencia emitida el pasado meses de mayo sobre el humorista y colaborador de televisión Miki Nadal, por un delito de ‘vejaciones levesa su esposa Carola Escámez, ha sido ratificada por la Audiencia Provincial de Madrid.

El colaborador de Zapeando fue condenado en su momento por el delito citado, por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 4 de Madrid. La sentencia obligaba al humorista a realizar trabajos para la comunidad.

Ahora la Audiencia Provincial de Madrid ratifica aquella sentencia. Condena a Miki Nadal a realizar trabajos en beneficio de la comunidad durante 20 días. No obstante, la Audiencia ha negado a Carola Escámez la orden de protección que había solicitado.

En junio de este 2019 se conocía de forma pública la separación -después de 5 años de matrimonio- entre el humorista de 51 años nacido en Zaragoza, y la campeona olímpica de tiro Carola Escámez.

Se ratifica la condena sobre Miki Nadal por delito de 'vejaciones leves' a Carola Escámez

Graves insultos de Nadal a Carola

Carola había denunciado a su ex marido por tres discusiones fuertes. Estas ocurrieron entre el 26 de abril y el 8 de mayo de este 2019. Tras descubrir que su mujer le había sido infiel, Nadal insultó a su ex mujer con expresiones consideradas punibles por el Código Penal.

Miki Nadal le llamó ‘apestosa’, ‘mierda’, ‘payasa’, ‘zorra’, ‘eres un montón de mierda’, ‘patética’ y ‘te vas a follar con cualquiera’. Las pruebas para la sentencia final, fueron grabaciones en vídeo que la propia Carola realizó mientras ocurrían las discusiones.

Estas grabaciones realizadas con el teléfono móvil fueron reproducidas durante el juicio oral. Miki Nadal y Carola Escámez se casaron en el verano del 2014. Tuvieron a su única hija, Carmela, un años después.

El humorista y la familia de Carola Escamez ya habían tenido problemas anteriormente. Especialmente entre Nadal y la madre de Carola, Carmen Escámez. Esta última llegó a denunciar al colaborador de televisión porque no le permitía ver a su nieta.