Se recrudece el caso de Mario Biondo, el marido fallecido de Raquel Sánchez Silva

Mario Biondo, quien fuera marido de Raquel Sánchez Silva, aparecía muerto en su vivienda  el 30 de mayo de 2013

Muchas dudas y sombras sobrevuelan el caso del cámara fallecido, Mario Biondo, quien contrajo matrimonio con Raquel Sánchez Silva. Ya han pasados 8 años desde que Mario fuera encontrado sin vida en la vivienda que compartía con su mujer y presentadora de televisión. Y durante estos 8 largos años, la familia de italiano ha tratado por todos los medios evitar de que la justicia italiana cierre el caso.

El caso fue archivado como suicidio involuntario debido a una práctica sexual que salió mal, tras asfixiarse con una pashmina enrollada en su cuello. Pero su familia no cree que esto fuera cierto. Hay muchas incógnitas que aún no se han resuelto, como por ejemplo los signos de violencia encontrados en la escena, según la justicia italiana, así como algunas marcas de estrangulamiento

Por estos motivos, la familia de Mario no ha tirado la toalla y siguen queriendo saber qué paso en realidad aquella noche y qué le ocurrió a su hijo. En las últimas pesquisas realizadas por la justicia italiana y española, se pudo saber que había dos personas más en el domicilio de Mario y Raquel, la noche en que éste perdía la vida.

¿Dos personas más en la escena del supuesto suicidio de Mario Biondo?

Las autoridades han podido localizar los dos teléfonos móviles que se conectaron a la wifi de la casa del matrimonio ubicada en la calle Magdalena de Madrid. Dos celulares se conectaron esa misma noche a las cuentas personales de Mario de Facebook y Twitter a través de la wifi de su casa, por lo que eran personas muy allegadas a la pareja que conocían las contraseñas del cámara italiano.

Así pues, el 30 de mayo de 2013, Mario no se encontraba solo en su vivienda, sino que había dos personas más con él, pero hay una última información que ha dado un vuelto a la investigación y tiene podría hacerlo en el veredicto.

Según adelanta ‘La Vanguardia’, un despacho privado de consultores, Emma Team, ha podido rastrear los dos dispositivos móviles que se conectaron esa noche a las cuentas del cámara italiano, y ya poseen el nombre de uno de los propietarios de esos teléfonos: Tras semanas de trabajo, estudio de la documentación y análisis de las copias forenses de todos los dispositivos electrónicos que Mario Biondo usaba en vida, hemos podido descubrir la identidad del segundo teléfono conectado a sus redes sociales“