‘Seamus’ fue el quinto miembro no oficial de la banda Pink Floyd

Un perro llamado Seamus se convirtió en una estrella del rock

Una banda legendaria como Pink Floyd guarda un sinfín de historias y anécdotas que han quedado para la posteridad, algunas graciosas, otras extrañas y alguna que otra protagonizada por perros. En 1971, David Gilmour tuvo la idea de convertir a un perro en una estrella del rock, una idea que surgió cuando tuvo que cuidar durante un tiempo a la mascota de su amigo el cantautor Steve Marriott.

Este perro, llamado Seamus, cada vez que oía una canción o a alguien tocando la guitarra, aullaba y ladraba como si tratara de seguir el ritmo de la música. Fue entonces cuando los los miembros de la banda decidieron convertirlo en el quinto miembro no oficial de Pink Floyd, al interpretar junto a ellos una canción de blues, precisamente llamada Seamus, el quinto tema de su álbum Meddle.

En el tema escrito por Roger Waters, David Gilmour, Nick Mason, Richard Wright, se puede escuchar en el minuto uno a los miembros de la banda decir: Here is the real dog.  Con escuchar esta canción desde el minuto cero ya podemos escuchar unos adorables ladridos perrunos.

 

Seamus fue lanzada en 1971 e incluida en el álbum Meddle

¿Quién era Seamus? El perro de la raza Collie de Steve Marriot, de Small Faces. Sin embargo, David Gilmour, de Pink Floyd,tuvo que cuidar a Seamus durante un tiempo, se encariñó con él y directamente pasó a formar parte del grupo. La canción, con apenas seis líneas de letra, es un tanto peculiar que dejó boca abiertos a sus fans, ya que en los 2:14 minutos de duración solo escuchamos ladridos del perro.

En la grabación del mítico concierto Live at Pompeii, en Italia, Pink Floyd tuvo que sustituir a Seamus por otro perro, ya que éste no se encontraba disponible y en su lugar la canción fue “interpretada” por una perra afgana llamada Nobs convirtiéndose también en toda una estrella al igual que su Seamus con el tema titulado Mademoiselle Nobs.

Canciones dedicadas a los animales

La historia de la mítica banda inglesa con los animales se inició desde su primer disco The Piper At The Gates Of Dawn del año 1967 donde Syd Barrett mencionó a un gato siamés llamado Lucifer Sam, en el verso que dice: El gato Lucifer Sam, Siempre sentado a tu lado, Siempre a tu lado, Ese gato tiene algo que no puedo explicar.

En el LP Animals de 1977, Pink Floyd retoma ideas del libro La rebelión en la granja de George Orwell en la que se transforman los hombres en animales conformando una sociedad en tres sectores representada por los perros, cerdos y ovejas completando el gusto por los animales que siempre demostraron.