Yiya y Rocío Flores chocaron desde el primer día de convivencia en ‘Supervivientes 2020’, incluso antes de llegar a los Cayos Cochinos

Rocío Flores y Yiya del Guillén no son lo que se dicen amigas, ni tan siquiera podría llamarse compañeras de concurso en ‘Supervivientes 2020‘. Su mala relación comenzaba nada más aterrizar en Honduras y antes de comenzar de manera oficial el concurso. En las barracas donde se alojaron antes de partir hacia los Cayos Cochinos ya protagonizaban polémicas enfrentamientos de muy mal gusto, que siempre dejaron a la hija de Rocío Carrasco destrozada.

Al llegar a los Cayos la cosa no mejoró, y la hija de Antonio David tuvo que ser atendida por lo médicos por varios ataques de ansiedad, tras volver a enfrentarse a la periodista extremeña. Ésta era sancionada disciplinariamente con una nominación, tras llamar “morsa” a la joven, dividiendo así a la audiencia del famoso reality de supervivencia.

Queda claro que su relación no es buena, digamos que no existe relación, pero ambas saben que tienen que convivir y esforzarse para poder llevarse algo a la boca. Tras la reunificación que hizo que ambas volvieran a encontrarse, tuvieron varios encontronazos pero la cosa ha cambiado.

Yiya del Guillén y Rocío Flores, una amistad basada en la supervivencia

Es curioso como dos personas que no se conocen de nada pueden llegar a tener tanto por lo que discutir. Rocío Flores y Yiya parece que se conocen de toda la vida, pero lo cierto es que antes de marchar a Honduras nunca se habían visto .

El caso es que tras 11 semanas en Honduras y con menos supervivientes en los Cayos Cochinos, los concursantes que han logrado salvarse de la expulsión tienen que arrimar el hombro en la tareas diarias. Yiya sorprendía a la audiencia cuando le espetaba a la joven nieta de Rocío Jurado: “Flores, vente conmigo a recoger cocos” Propuesta que Rocío aceptaba, llegando incluso a bromear de manera muy cordial.

Rocío hablaba con Jordi González en la última gala emitida de Supervivientes y tras su interés por la amistad emergentes entre ella y Yiya, la joven dejaba clara la situación: “No nos hemos reconciliado, la trato como un compañero más y, de momento, la cosa va bien ¿Será el comienzo de una nueva amistad en Honduras? ¿Se darán una oportunidad para llegar a conocerse? Solo el tiempo lo dirá.