Tamara Falcó y Anabel Alonso

La tirantez entre Tamara Falcó y Anabel Alonso desde hace unas semanas

La tirantez que había entre Tamara Falcó y Anabel Alonso estalló en el programa de ayer miércoles de Masterchef Celebrity.  La hija de Isabel Preysler se proclamó como la mejor concursante en la primera prueba, por lo que obtuvo el delantal dorado y la inmunidad.

Debía ejercer también el puesto de capitana pero decidió delegarlo en Vicky Martín Berrocal, que se tendría que enfrentar a la actriz y cómica Anabel Alonso. Tamara Falcó quiso así devolvérsela a Anabel, que hace unas semanas intentó vetarla como capitana.

Comentó Tamara: “Ella me hizo un motín y yo creo que ahora es la oportunidad para que demuestre lo buena capitana que es cocinando solo con Boris y con Yolanda”, empezando así un mal ambiente entre ambas.

Pero, lo peor de todo, y que no se esperaba nadie es, que al igual que ha ocurrido en otras ocasiones, los jueces decidieran cambiar los equipos. Pidieron a las dos capitanas que cambiaran de equipo, Así, Anabel Alonso le dejaba el equipo azul a Vicky Martín Berrocal y esta a su vez hacía lo propio con el equipo rojo.

La tensión entre Tamara Falcó y Anabel Alonso deriva en una gran bronca

Comenzaba Anabel Alonso reprochándole a Tamara que no la veía hacer nada, solo mirar como hervía el agua. Continuó sus reproches lanzándole a la cara que entendía que no hiciera nada porque tenía el delantal dorado y eso le daba tranquiliidad y que por eso no se movía.

Tamara Falcó no le quedó mas que reaccionar muy cabreada contra las críticas que le estaba haciendo Anabel Alonso. Quizás a Anabel Alonso lo más le haya molestado es que Tamara Falcó tuviese el delantal dorado.

La bronca entre ambas fue aumentando hasta el punto de que Juan Avellaneda, que intentó salir en defensa de su amiga, Tamara Falcó, también se llevara una reprimenda de Anabel Alonso: Y no me contestes tú como si fuera una imbécil“.

Finalmente, después de que la tensión se pudiera partir a cuchillo y tenedor en el plató, Jordi Cruz intenta poner calma sin ningún éxito. Éste le soltaba: ” Hay que cambiar la actitud porque en este momento estáis condenados al fracaso. Me voy porque me da vergüenza. Anabel, eres mucho más que esto”.