Tamara Falcó y la Kombucha: La bebida de moda, sana y digestiva que la ha enamorado

Tamara Falcó se ha convertido en toda una Influencer a la que siguen millones de personas

Tamara Falcó, hija de Isabel Preysler, se ha convertido en toda una ‘it girl‘, además de una importante Influencer en redes sociales a la que siguen más de 1 millón de personas. Comenzaba tímidamente su andadura por instagram, pero su consagración comenzaba cuando la hermana de Ana Boyer entraba a participar en MasterChef Celebrity, edición que ganó y se alzó como reina de los fogones de ese año. Su ascensión en redes fue astronómica y pronto se convirtió en una de las Influencers más famosas de nuestro país.

Sus publicaciones son seguidas por millones de personas, moviendo una cantidad ingente de dinero en promociones, y publicidad de marcas exclusivas, que ella elige con mucho cuidado. Su ascensión fue tal, que Pablo Motos se fijó en ella y la fichó como colaboradora en ‘El Hormiguero’. Tamara también posee una marca de ropa que lleva sus iniciales y con la que no le va nada mal ya que el rango de precio de sus prendas oscila entre los 300 y los 2.000 euros.

En una de sus últimas publicaciones nos hemos fijado en que también ha caído en la tentación de la bebida de moda que muchos aún no conocen. Si te decimos que es una bebida milenaria que se crea a partir de un tipo de hongo llamado Manchuriano, probablemente te quedes más cuadros que si te dijeran en 2018 que todos íbamos a llevar mascarilla por la calle.

La Kombucha, la bebida sana, baja en calorías y digestiva que ha revolucionado a Europa

La Kombucha se deja querer cada día más por los consumidores y asoma la patita en muchos supermercados. Probablemente ya los ha visto en algunos de los lineales de grandes superficies de alimentación, pero nunca te has atrevido a comprarlo. Si te cruzas otra vez con una botella de Kombucha, atrévete a probarlo porque no te defraudará. Es una bebida elaborada por el hongo Manchuriano, que no deja de ser el hongo del té, que se deja fermentar por una colonia simbiótica de bacterias y levaduras llamada Scoby.

Como resultado tenemos una bebida que ya consumían los samurais y que aún hoy sigue siendo casi imprescindible en la dieta asiática. Es sana, digestiva, probiótica, y es todo un descubrimiento para aquellos que tienen problemas intestinales. Lo puedes tomar al natural, o con sabores, ya que algunas marcas ya los elaboran con aromas y ligeramente carbonatadas, por si el sabor te incomoda un poco.

Sólo tienes que tener en cuanta un dato que quizás muchos desconocen y es que la Kombucha posee un bajísimo porcentaje de alcohol, fruto de la fermentación de dicho hongo.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)