Tras dos años de presentar a sus hijas, Kiko Hernández, No va a permitir ningún acoso cuando esté acompañado de sus hijas

El colaborador más polémico de ‘Sálvame’ no va a permitir ningún seguimiento de fotógrafos ni reporteros cuando esté con sus hijas

El colaborador de ‘Sálvame diario’ se dedica en cuerpo y alma a sus dos hijas, Abril y Jimena quienes nacieron en Estados Unidos por gestación subrogada, cumplieron dos años el pasado 19 de enero.

A la vista está que Kiko Hernández es un padre feliz, quien disfruta de sus hijas siempre que puede. Abril y Jimena se han convertido en su ‘razón de ser’ y dedica todo su tiempo cuidándolas, deshaciéndose en atenciones y mimos hacia ellas..

Cierto es que desde que llegaron las dos pequeñas a su vida, al colaborador se le han roto los esquemas y su vida le ha dado un vuelco, tanto en lo personal como en lo profesional, invirtiendo más tiempo junto Abril y Jimena y algo menos en su trabajo.

El presentador, tras mudarse de Villa Chatín donde vivió durante 15 años para trasladarse a una nueva casa más cómoda y segura para las niñas confesaba: ” Sí, ¡estoy feliz! La urbanización tiene seguridad 24 horas y mi casa tiene cámaras en todos los sitios. ¡Parece la casa de Gran Hermano! Tengo las cámaras conectadas con el móvil para ver lo que está pasando”.

Cierto es, que a Kiko se le ha fotografiado en alguna que otra ocasión acompañado de sus pequeñas, saliendo del supermercado o paseando, por lo que al colaborador no está dispuesto a esto, ya que conoce perfectamente los riesgos de la fama y siempre ha intentado mantener su vida personal y familiar lejos de los medios.

Con su vida ya casi estable y a su 42 años, Hernández que ya ha vivido y experimentado en sus propias carnes lo que es tener falta de intimidad debido a su profesión, no desea que sus hijas pasen por lo mismo. Por lo que el colaborador entrado ya en madurez y reciente padre, ve la situación desde otra perspectiva.

El colaborador ha mandado un comunicado a través de su abogado y ha decidido proteger totalmente de los medios a sus dos peques frente a su imagen personal, familiar y honor con el siguiente escrito: “las dos hijas, menores de edad, tienen el mismo grado de protección que cualquier otro menor, independientemente que su padre sea una persona conocida en los medios, por su trayectoria profesional”.

Kiko en el escrito subraya: “su interés debe prevalecer por encima de cualquier otro, máxime si ese otro ni siquiera es el interés público, sino la curiosidad ajena, que se nutre a través de ciertos programas televisivos, entrevistas, artículos y reportajes, cuyo protagonista más directo es un menor de edad, que se ve obligado a sufrir las consecuencias de una invasión a su intimidad familiar con la única justificación de satisfacer tal curiosidad”

Kiko no va a consentir persecución alguna

Hernández expone que “no va a permitir ningún seguimiento ni acoso ni persecución de reporteros, fotógrafos o cámaras cuando esté acompañado de sus hijas”  y anota “es Doctrina del Tribunal Constitucional que siempre y, en todo caso, prima el interés de los menores sobre el derecho a la información”.

Tras dos años de presentar a sus hijas, Kiko Hernández, No va a permitir ningún acoso cuando esté acompañado de sus hijas