La ex mujer del artista madrileño emprende un nuevo rumbo profesional tras firmar el divorcio

Después de siete años de matrimonio, el cantante madrileño Alejandro Sanz y la empresaria madrileña Raquel Perera decidieron separarse el año pasado. Fue a comienzos de septiembre de este 2020, cuando ambos llegaron a un acuerdo en su divorcio y evitar llegar a juicio.

Aunque llevaban casados desde el 2012, ambos empezaron su relación en el año 2007. Fruto de esa relación nacieron sus dos hijos en común, Dylan en el año 2011 y Alma en el 2014.

Precisamente y tras cerrar el divorcio con el cantante, la psicóloga y empresaria madrileña de 45 años dejaba atrás Miami para regresar a Madrid, y lo había acompañada de sus dos hijos. Ese era uno de los puntos del acuerdo al que llegó la ex pareja, varios meses después del inicio del divorcio.

Raquel y sus hijos se instalaran en una casa muy próxima a la vivienda que el artista de 51 años tiene en la capital madrileña. De esta forma, Dylan y Alma tendrán cerca a su padre, quien el año pasado se trasladó a la citada vivienda junto a su actual pareja, la escultora  Rachel Valdés.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 🅡🅐🅚🅘 (@raquel_perera) el

Colaborará en un centro online de “calidad de vida, cambio y proceso”

Al igual que Alejandro Sanz, Raquel Perera ya ha iniciado una nueva etapa de su vida con lo que conlleva todo eso, tanto a nivel personal como laboral. En este último terreno, la madrileña ha demostrado ser una mujer muy dinámica y trabajadora.

Raquel colaborara  con la firma de cosmética francesa Matriskin desde el 2012, como distribuidora de sus productos. También ha demostrado tener una gran creatividad como diseñadora, al crear junto a su ex marido Alejandro Sanz la marca de camisetas Rosas&Beats destinada a fines solidarios.

Ahora la madrileña ha dado a conocer a través de su perfil en Instagram, cual será su nuevo proyecto profesional. Este se llamará TClick (Terapia a un click), y se centrará tal y como ella misma explica en su publicación en “un centro online de calidad de vida, cambio y proceso”.

Hay que recordar que aunque Raquel estudió la carrera de psicología en la Universidad Complutense de Madrid, terminó especializándose en Comunicación y Marketing.