Tú puedes decidir cómo finalizar ‘La que se avecina’: Su creador pide tu ayuda

‘La que se avecina’ ha superado con creces a su serie antecesora ‘Aquí no hay quien viva’, logrando ser líderes de audiencia semana tras semana

Mucho tiene que cambiar la cosa para que la serie estrella de Telecinco ‘La que se avecina‘ baje en sus índices de audiencia. La ficción creada por los hermanos Caballero, Alberto y Laura, sigue siendo una de lsa comedia y serie más vista de nuestro país pero esto no le valdrá de mucho ya que su final ya ha sido programado.

Contubernio, la productora de la serie, no ha logrado ponerse de acuerdo con los responsable del decorado donde se rueda la serie que todos conocemos como ‘Mirador de Montepinar‘. Tras 12 años rodando en dicho set, deberán despedirse del decorado antes de finalizar la serie.

Por este mismo motivo, Alberto Caballero ha lanzado una encuesta en su perfil de Twitter, donde les ha preguntado a los verdaderos responsables del éxito de su serie: a los espectadores y seguidores de los locos vecinos de Montepinar

Tú puedes decidir cómo finalizar 'La que se avecina': Su creador pide tu ayuda

Una encuesta en la que tú opinión puede decidir cómo continuará ‘La que se avecina’

Y es que tras 12 años rodando con el mismo decorado, hay que decidir qué hacer para poder continuar y darle el broche que se merece a una de las series más vista de la televisión.  Tres opciones nos brinda Alberto para continuar con las andanzas de los vecinos: Reproducir el set de Mirador de Montepinar, Trasladar los vecinos a una nuevo edificio o realizar Spin-Offs.

Los seguidores de la serie han elegido con un 69% la segunda opción, Mudarse a otro edificio, mientras que reproducir el mismo decorado se quedan con el 19% de los votos. La idea de otras serie adyacentes a La que se avecina se queda último sólo con un 13%.

Una de las opciones que barajan sus seguidores para poder seguir trabajando en el rodaje de la temporada 12, es mudar a los vecinos a Desengaño 21, el mítico decorado en el que se rodaba ‘Aquí no hay quien viva’.