Ya es mediodía

El perro de la colaboradora Mayka Navarro se cuela en la conversación que esta mantenía con Sonsoles Ónega

Desde el estallido de la pandemia del coronavirus en España, todos los sectores profesionales se han visto afectados de lleno. En lo que se refiere a los medios de comunicación, prensa radio y televisión, todos han debido adaptar medidas de seguridad e incluso modificar formatos.

Es el caso del mundo de la televisión, donde ya nos hemos acostumbrado a ver programas sin público presente, presentadores y colaboradores manteniendo una distancia de seguridad o reporteros usando mascarillas y guantes.

Gracias a la tecnología, también es habitual ver programas donde los presentadores conectan a través de videollamadas con los colaboradores para que estos den la información. Uno de estos programas es ‘Ya es mediodía‘ de Telecinco, que presenta la periodista Sónsoles Ónega.

La presentadora madrileña conectó con la periodista y colaboradora Mayka Navarro, quien se encuentra en Barcelona. Navarro ofreció la información sobre la detención del presunto asesino de 8 mendigos, el último de ellos en el distrito del Ensanche (Barcelona).

Un inesperado visitante se cuela en la charla entre Mayka y Sonsoles

En las últimas semanas hemos podido comprobar que trabajar en estos programas desde casa, es sin duda una gran ventaja para los programas y los periodistas.

Sin embargo, también hemos podido comprobar que a veces surgen imprevistos como fallos técnicos en la conexión, o simplemente que se cuele en las conversaciones otra persona o alguna mascota del periodista.

Esto último es lo que le sucedió a la colaboradora Mayka Navarro en su conversación con la presentadora de ‘Ya es mediodía’. Mientras la periodista ofrecía la información, se pudo oir como su perro daba dos ladridos y a continuación saltaba por encima de la colaboradora.

Sonsoles tiraba de ironía y decía: “Si crees que no hemos visto a Simón saltando por encima de ti en la videollamada estás muy equivocada”. Mayka le contestaba “Yo me pongo contra la pared, para no tener un Merlos por detrás y va este, he parapetado aquí una barrera y la ha saltado entera”.