Un irresponsable llamado Omar Montes, ex de Chabelita Pantoja: de nuevo envuelto en polémica

Omar Montes no cesa de aparecer en los medios pero no noticias productivas para su imagen, sino por todo lo contrario

Omar Montes, ex de Isa Pantoja, más conocida como Chabelita, se ha convertido en todo un personaje de los medios y no precisamente gracias a la música. En estos derroteros también está teniendo un rotundo éxito, sn lugar a dudas, impulsado por sus apariciones en programas como Supervivientes o por haber sido novio de la hija de la tonadillera Isabel Pantoja.

Sea como fuere, su nombre ya suena a polémica y con razón, ya que no es la primera vez que es pillado en una fiesta ilegal donde se incumplen las medidas de restricción contra e coronavirus.

Ocurría este sábado día 14 de noviembre en Marbella, alrededor de 40 personas se reunían en una villa de esta localidad pero el ruido comenzó a molestar a los vecinos, por lo que la Policía Local de Marbella no dudó en hacer acto de presencia en el inmueble y desalojarlos por una grave infracción contra la salud pública.

Pero la cosa no queda ahí, porque según denuncia un perfil de Twitter donde se recogen numerosos vídeos de esta fiesta, habrán durando alrededor de 4 días, en los que no cesó de incorporarse gente llegada de diferentes  puntos de España.

La Agencia Hello Saturday, organizadora de este evento, alegaron que lo habían preparado todo para rodar un videoclip en este villa. Asimismo se han defendido asegurando que se desinfectaron las instalaciones y que a todos los presentes en esta reunión se les tomó la temperatura, pero no se les realizó la prueba PCR a todos los presentes: “No le hicimos PCR a todos. A Omar si se la hicimos y algunos de ellos se la hicieron por su cuenta” recogía el medio Outdoor.

Ni mascarillas, ni tests PCR y saltándose el límite de reunión a 6 personas

De nada le sirvieron las explicaciones de la empresa organizadora porque ya se habían difundido numerosos vídeos en redes sociales, en las que se puede ver a un numeroso grupo de personas juntas, sin mascarillas, ni  distancia de seguridad, nada de grupos reducidos. Para mayor vergüenza y dejando en muy mala tesitura a esta empresa, algunos de los asistentes se lanzaban del balcón de esta villa a la piscina, una gran imprudencia que pudo costar la vida al infractor.

Omar ya había hablado con anterioridad de este evento y ya había creado ciertas dudas sobre ella. Lo hizo el 11 de noviembre en una entrevista para ‘Espejo público‘, donde él y Miki Maiz, organizador de este evento, aseguraban que se mantendrían las medidas de seguridad ya que habían previsto que se celebrara al aire libre, en grupos reducidos en distintos apartamentos, y realizándole el test PCR a todos los asistentes.

Así y una vez más, Omar demuestra que no puede ser ejemplo para los jóvenes, mayores consumidores de su música, dejando clara su imprudencia, su falta de sentido común y su pura ignorancia en plena pandemia donde cada día fallecen una media de 200 personas en nuestro país por el SARS CoV-2. Omarasí, NO.