Una cámara oculta puesta a Kiko Rivera desvela el motivo de ruptura de Isabel Pantoja y María del Monte

La cámara oculta se grabó en el año 2004 durante los previos de una entrevista de Kiko Rivera

En la tarde de este lunes, tanto la audiencia como los colaboradores presentes en el plató de ‘Sálvame’ se quedaban perplejos tras ver unas imágenes en las que aparecía Kiko Rivera cobrando dinero en mano y, prestándose a simular unos pases de torero para ser fotografiado.

‘Sálvame’ ha tenido acceso a una cámara oculta grabada en el año 2004, cuando Kiko Rivera tenía unos 20 años. En dichas imágenes, se puede ver al DJ hablando de diferentes temas sobre su madre, Julián Muñóz o el motivo de la ruptura de la relación que había entre Isabel Pantoja y María del Monte.

Acerca de la ruptura entre Isabel Pantoja  Julián Muñoz, Kiko respondía al periodista que  “Yo creo que se ha acabado hace tiempo, a mí no me cuenta nada, pero se ve la forma que se levanta uno, cuando tal…”, decía el DJ, vaticinando el fin de la relación.

El verdadero motivo por el que se termina la amistad entre Isabel Pantoja y María del Monte: “Mi vieja me echó la culpa a mí, si yo te cojo no es medio kiko, son tres”

kiko también respondía a las preguntas sobre la amistad entre su madre y María del Monte. Así, el periodista lo animaba a que le contara a la otra persona que estaba con ellos lo del “medio kiko”. El propio periodista explicaba que, al parecer, había “medio kilo” en un armario y María del Monte “se lo cepilló”. Kiko asentía y añadía: “Mi vieja me echó la culpa a mí, si yo te cojo no es medio kilo, son tres”.

En el plató de ‘Sálvame’ se quedaba en silencio ante lo que acababan de ver, porque nadie había escuchado “jamás” esta información, con lo que la ponían en cuarentena.

Una cámara oculta puesta a Kiko Rivera desvela el motivo de ruptura de Isabel Pantoja y María del Monte
Cámara oculta que graba a Kiko Rivera en el año 2004

Kiko Rivera cuenta que le dijo a su madre que había “probado”

Pero la cosa no quedaba ahí. El periodista, para continuar con las preguntas, le da en mano 600 euros a Kiko. “¿Sigues con la farlopa? ¿Cuántas cámaras ocultas te has hecho?”, le preguntaba. Él le respondía que cuatro y que a su madre le había contado que la había “probado” como otra persona de su edad. Sin embargo, el periodista, trataba de rebuscar, y queriendo ir todavía más allá, quería saber si la cantante la había probado.

Kiko Rivera negaba rotundamente que su madre hubiera probado las drogas y, en el plató de ‘Sálvame’, Anabel Pantoja perdía los nervios contra quien preguntaba: “Te respondo con las manos y los pechos y la barriga, no, le gustará de todo menos eso, después de 17 te respondo yo, su sobrina”.

Para finalizar, Kiko Rivera se presta a que lo fotografíen simulando que le gusta el toreo. Se le podía ver que toreaba con una muleta y un capote. Ante esto, Canales Rivera solo tenía una escuetas palabras:  “Lo sigo viendo indefenso”.

Una cámara oculta puesta a Kiko Rivera desvela el motivo de ruptura de Isabel Pantoja y María del Monte