La presentadora asturiana esta pasando unos días junto a sus padres y su hermano Bosco en Asturias

Después de pasar cuatro meses fuera de España para cubrir la decimonovena edición de ‘Supervivientes’, la presentadora asturiana Lara Álvarez regresaba a España para continuar con la gran final del reality que ganaría el guardia civil y modelo cántabro Jorge Pérez.

Tras varios meses de un intenso trabajo dentro de una edición inédita y extrema del reality de Telecinco, la presentadora nacida en Gijón hace 34 años se marchaba de vacaciones para poder descansar y desconectar de todo.

La asturiana, que inicialmente se marchó de vacaciones con su nueva pareja Adrián Torres, esta disfrutando ahora de unos día en su tierra junto a sus padres, su hermano Bosco y su querido perro Choco.

En sus últimas publicaciones en su cuenta de la red social Instagram, la asturiana ha publicado fotos preciosas de su tierra, Gijón. También fotos acompañada de sus progenitores y su hermano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lara Álvarez (@laruka) el

Multitud de comentarios destacando la belleza de ambos

Precisamente la foto en la que se la ve acompañada de su hermano Bosco -nueve años mas joven que Lara, ha desatado multitud de comentarios destacando lo guapo que es el hermano de la periodista y presentadora gijonesa.

Aunque esta no es la primera vez que Lara comparte una foto de su hermano, fueron muchos lo que le preguntaron a Lara por la ausencia de su hermano en una foto que había  publicado junto a sus padres y su perro.

Por eso y, debido a la multitud de comentarios que recibió, la asturiana finalmente colgó otra foto donde se le puede ver acompañada de su atractivo hermano. Lara le dedicaba esta frase: “Admiración: Valoración muy positiva de una persona por sus extraordinarias cualidades. Te quiero”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lara Álvarez (@laruka) el

Son muchos los que han resaltado la belleza de ambos hermanos, destacando el comentario dejado por la polifacética Bibiana Fernández: “Qué barbaridad de familia”.