Una ‘Influencer’ llamada Rocío Flores, su nueva vida alejada de las polémicas familiares

Rocío Flores ha pasado de ser un personaje televisivo, a una Instagrammer contrastada con más de 600.000 seguidores, cifra que va en aumento

Rocío Flores ha marcado el ritmo de su propia vida. La joven hija de Rocío Carrasco y de Antonio David Flores, aparecía en los medios como una firme promesa de la televisión y con un halo de misterio y tristeza en su mirada, que enganchó a la audiencia.

Su irrupción en Telecinco para defender a su progenitor en ‘GH VIP 7‘, marcó un antes y un después en su vida. Tras congeniar tan bien con la audiencia debido a la empatía que sentían por ella, los directivos de Mediaset no quisieron dejar pasar la oportunidad de ‘atarla‘ para uno de los realities como más audiencia de Telecinco, Supervivientes.

Rocío no se lo pensó dos veces ya que sabía que su paso por este reality le supondría un enorme salto en su calidad de vida, en todos los aspectos. En el económico, la joven se habrá embolsado nada menos que 25.000 euros multiplicado por 15, las semanas que aguantó Rocío en el concurso; unos 375.000 euros. A esto hemos de sumarle la cantidad que que ganó en el plató de ‘GH VIP’, por defender a su padre, unos 100.000 y otros 50.000 euros por una exclusiva el medio ‘Hola!’: unos 575.000 euros en total.

En el plano físico, la joven pudo cumplir uno de sus objetivos; adelgazar y mantenerse sana. Tras perder nada menos que 15 kilos, a su vuelta a España y con un futuro asegurado, se puso en manos de profesionales en dietética y aún hoy sigue cuidando al milímetro su físico.

Una 'Influencer' llamada Rocío Flores, su nueva vida alejada de las polémicas familiares

El cambio de vida de Rocío Flores y su nuevo trabajo como Influencer

Rocío llegó a confesar en ‘Sálvame‘, que se iba a alejar del mundo televisivo para centrarse en su vida, en su familia y en sus estudios. Una inteligente decisión más que estudiada tras ver cómo despellejan a su padre, tarde tras tarde, en este programa donde trabaja como colaborador.

Gracias a su visibilidad tras su paso por Telecinco, Rocío vio como sus seguidores en Instagram se multiplicaron por 10. De tener un número discreto de followers, a pasado a tener casi 620.000. En su perfil podemos encontrar posts promocionados por clínicas estéticas, productos dietéticos, y sorteos de interesantes productos como iPhones o complementos de moda. El perfil de la hija de Rocío Carrasco se ha convertido en el escaparate ideal para que las marcas se publiciten.

La joven, que hace poco ha adquirido un lujoso piso, está centrada en terminar sus estudios superiores en Nutrición y Dietética, cosa que compagina con su nuevo trabajo como Influencer o Instagrammer y alejada de la televisión. Un nueva vida y un nuevo trabajo, alejada de las polémicas familiares.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rocio Flores (@rotrece)