Mientras se cocinaba un parmesano en el horno, Víctor Sandoval se ha despistado y casi desata un incendio

Como cada viernes el programa ‘La última cena‘ de Telecinco, derivado de ‘Sálvame’ y donde los colaboradores del programa elaboran platos para el resto de sus compañeros, nos dejó momentos inolvidables.

En esta ocasión uno de esos momento estuvo protagonizado por el presentador y colaborador Víctor Sandoval, quien junto a Terelu Campos -regresaba a Sálvame y se reencontraba con sus ex compañeros- fueron los encargado de cocinar para el resto de colaboradores.

Como viene siendo habitual desde que dio comienzo este programa el pasado 22 de mayo, los encargados de cocinar en esta ocasión, Terelu y Víctor, han contado con la inestimable ayuda de los chefs Sergi Arola y Begoña Rodrigo.

El menú estaba compuesto por un primer y segundo plato, y finamente un postre. Ese primer plato llamado “Ensaladilla rusa invertida histérica Sandoval” ha dejado buen sabor de boca a los comensales, sobre todo al colaborador Kiko Matamoros. Este afirmaba que había sido uno de los mejores primeros platos desde que arrancó este programa.

El segundo plato se quema por completo en el horno y casi provoca un incendio

El segundo plato de la velada consistía en una receta elaborada con queso parmesano. Sin embargo la elaboración final de este plato ha terminado muy mal, ya que este se ha chamuscado por completo en el horno tras despistarse Víctor Sandoval.

Todos los presentes se han llevado un enorme susto tras ver como del horno comenzó  a salir humo, hasta el punto de que se pudo desatar un incendio. Sandoval admitía su culpa al confesar que habita metido el plato en el horno y se había olvidado de el, tras ponerse a hablar con los demás.

La receta elaborada con queso parmesano completamente chamuscada, fue sacada y mostrada por Sergi Arola. El enfado y mosqueo de Terelu con Sandoval durante toda la elaboración de los platos, era mas que evidente. Es algo que incluso los chefs Sergi Arola y Begoña Rodrigo echaron en cara a Sandoval. Esta última se lo decía bien claro:

“Ella lo está haciendo todo y tú no estás haciendo nada… es que no me hace gracia. Estás agotando mi paciencia, no había visto en mi vida a alguien tan negado”.