Victoria Federica, hija de la Infanta Elena ¿dispuesta a dejar uno de sus vicios?

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, ha dado un paso más para dejar el tabaco

Victoria Federica, hija de la infanta Elena y de Jaime de Marichalar, podría estar dispuesta a dejar el tabaco, o al menos se ha pasado a otro ‘vicío‘, que podría ser la antesala a esto. Lo cierto es que ya más que habitual ver a la Royal, disfrutando de un buen cigarro entre clase y clase, o en plena calle mientras pasea.

‘Vic’, como así la llaman en su círculo de amigos, se encuentra inmersa en los exámenes finales de su tercer año de Administración y Dirección de Empresas en el prestigioso centro de estudios superiores ‘CIS The College For International Studies’. 

Normalmente, es en las afueras de este exclusivo recinto universitario, donde se la puede ver durante el día, mientras que por la noche opta por los locales de ocio de la capital madrileña, o del destino en el que se encuentre. Hace muy poco la pudimos ver regresando de Ibiza junto a su novio, Jorge Bárcenas, aprovechando el fin del Estado de Alarma, ya que ya se puede transitar libremente por todo el territorio nacional.

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena ¿dispuesta a dejar uno de sus vicios?

Victoria Federica se pasa el ‘vapeo’ y deja de lado el tabaco

Victoria Federica, como decíamos anteriormente, está inmersa en los exámenes de su carrera y para despejarse, salía a dar un paseo entre clase y clase, mientras no quitaba ojo de su teléfono móvil. Es en ese momento donde se la ha podido ver con un cigarrillo electrónico, o un ‘vapeador, prueba de que estaría tratando de disminuir la nicotina de su consumo diario.

Ahora solo falta saber si este salto del tabaco tradicional al vapeador, le sirve para abandonar este hábito tan nocivo como perjudicial para la salud, aunque no es la primera vez que se deja ver en público vapeando en lugar de fumarse el tradicional cigarro.

Hay que recalcar en todo caso, que el vapeador puede también ser muy peligroso y poner en riesgo el estado de nuestros pulmones. Los efectos secundario de vapear son, a largo plazo, la lesión en el alveolo respiratorio, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis aguda, alveolitis alérgica extrínseca o fibrosis pulmonar, entre otras dolencias.