Victoria De Marichalar, más conocida en los medios como Victoria Federica, ha estrenado su perfil púbico de Instagram con esta publicación

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, ha estrenado su Instagram público con una fotografía ya conocida por todos nosotros, y con un deseo frente a la pandemia que está azotando a buena parte del mundo. Y es que la grave crisis sanitaria debido a la rápida propagación del virus SARS CoV-2, ha hecho que el mundo como lo conocíamos, haya cambiado radicalmente.

Una pandemia que ya se ha cobrado la vida de más de 307.000 personas y ha contagiado a 2,5 millones más en todo el mundo. Sólo en nuestro país, la cifra de fallecidos asciende a 27.563, (cifra oficial del Ministerio de Sanidad) con más de 230.698 infectados de coronavirus. En plena desescalada, todo parece indicar que tendremos que prepararnos para una segunda oleada en muy poco tiempo.

Victoria se encuentra confinada en Jaén, junto a sus amigos y a su novio, el DJ Jorge Bárcenas, en una finca de un bonito pueblo de esta misma localidad. Concretamente se encuentran en un cortijo de lujo llamado El Derramadero, done recalaban tras haberse decretado el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena, 'triunfa' tras su estreno en Instagram

Victoria Federica estrena su cuenta pública de Instagram y prueba las mieles de las redes sociales.

La joven nieta del rey emérito Don Juan Carlos ya posee una cuenta de Instagram, @VicMaBor, desde hace años, pero es privada y sólo tiene agregados a su grupo de amigos, conocidos de confianza y suponemos que también familia.

Hace varios meses, se abría otra cuenta, @vicmarichalar, esta vez pública, con la intención de abrirse al mundo y poder ejercer como influencer. Pero no ha sido hasta ayer viernes, cuando Victoria decidía hacer su primera publicación (esperemos que no se la última), donde aparece ataviada con el famoso vestido rojo que tanto dio qué hablar en su puesta de largo.

Con el franco deseo de que todo vuelva a la normalidad, Vic dejaba un mensaje a sus más de 7.500 seguidores en este perfil público: “Que todo esto pase ya” Rápidamente le han llovidos los ‘likes’, así como los comentarios, mucho elogiando la belleza de la joven, y otros tanto criticándola por el mero hecho de ser miembro de la Familia Real.

A la sobrina de Felipe VI le vamos a dar un pequeño consejo: es mejor que se vaya acostumbrado a las críticas, sobre todo si quiere hacerse un hueco en esta famoso red social.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Que todo esto pase ya🙏🏼❤️

Una publicación compartida de 🇪🇸Victoria De Marichalar🇪🇸 (@vicmarichalar) el