Violeta Mangriñán tiene entre sus planes casarse con Fabio Colloricchio y convertirse en madre

La ex concursante de ‘SV 2019’ revela que quiere ser madre, aunque hace unos meses dijo que no

Desde su participación como concursante del reality ‘Supervivientes 2019’, a la joven ‘influencer‘ valenciana Violeta Mangriñán no le pueden ir mejor las cosas tanto en el terreno profesional como en el personal.

Si el futuro laboral lo afronta con nuevos retos profesionales, en su vida privada la valenciana parece ir muy en serio con su actual pareja, Fabio Colloricchio. La valenciana y el argentino se conocieron cuando ambos participaron en el reality de Telecinco, y desde entonces los dos han ido cimentando su relación.

A través del canal que tiene en la plataforma de vídeos Mtmad de Mediaset, la valenciana ha confesado en repetidas ocasiones que el italiano es el amor de su vida. Por eso no es de extrañar, que entre sus planes de futuro este pasar por el altar para casarse con el modelo argentino.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Violeta (@violeta_mangrinyan)

Casarse y ser madre antes de cumplir los 30 años

Violeta creía que nunca llegaría a encontrar al hombre de su vida ya que se considera algo maniática, especialmente en lo que se refiere al “orden” y la “limpieza”. Sobre este tema y la convivencia entre ambos, la joven de 27 años tiene un par de cosas claras.

La valenciana afirma que tiene claro que no puede cambiar a las personas para que sean como ella, pero que mientras ella aprende y asume eso, su pareja también esta aprendiendo a ser algo mas ordenado.

Pero como señalamos Violeta ve en el horizonte casarse con el argentino y también convertirse en madre, antes de cumplir los 30 años. Hay que recordar que Violeta tiene en estos momentos 27 años, por lo que ambos objetivos quiere cumplirlos en tres años.

Así comentaba a través de su canal en Mtmad la intención de convertirse en madre: “Me gustaría ser mamá antes de los 30. Sí, yo: la que dijo que nunca se iba a casar y no quería ser madre”.

Lo de casarse y convertirse en madre se puede considerar sin duda toda una sorpresa, ya que como ella mismo confesaba hace tan solo unos meses no veía en su vida el matrimonio ni tener hijos.