Yiya del Guillén, la polémica ex concursante de ‘Supervivientes 2020‘ se ha postulado a sí misma para lograr hacerse con una silla de colaboradora en ‘Sálvame Diario’ ¿La conseguirá?

Cuando Yiya del Guillén entró a participar en ‘Supervivientes 2020‘ tenía muy claro su objetivo: crear polémica para poder hacerse un hueco en el Universo de Mediaset. Y hay que reconocer que la joven periodista, porque ella eí que tiene el título a diferencia de José Antonio Aviles, se le da muy bien los focos y también crear polémica donde no la hay.

En el último programa de Sálvame, Yiya se postulaba como nueva colaboradora de este programa presentado por Carlota Corredera, Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla. El famoso programa de cotilleo de Telecinco ha incorporado en las últimas semanas a dos colaboradores, mientras que aún queda una silla para que algún personaje la ocupe, y con mucha suerte, pueda quedarse trabajando es el cortijo de Jorge Javier Vázquez.

Yiya ha demostrado cientos de veces que no se amilana antes nada ni ante nadie. Es capaz de hacerle frente al mismo Kiko Matamoros, a quien ha desafiado mas de una vez, y a la mismísima María Patiño, a quien se permite el lujo de llamarla, “Mi Pestiño“.

Yiya del Guillén ¿Nueva colaboradora de 'Sálvame Diario'?

Yiya del Guillén, ¿nueva tertuliana de Sálvame Diario?

Lo cierto es que Yiya encajaría a la perfección en este tipo de programa, y hay que recordar que la joven posee estudios de periodismo, cosa que algunos tertulianos fijos de Sálvame no poseen, como Rafa Mora, o el mismo Kiko Matamoros.

En una entrevista que concedió a Diez Minutos en 2016 cuando comenzaba en televisión con ‘Un príncipe para tres Princesas‘, ya aseguraba que su objetivo era trabajar como periodista de prensa rosa: “Estudié Periodismo en Sevilla. Me lo he sacado este año porque me tomo las cosas con mucha calma. (…) Yo quiero enfocar mi carrera al periodismo rosa”

Algo que nos ha quedado claro es que Yiya ha llegado a Mediaset para quedarse, aunque no le gusta a algunos colaboradores, quienes parecen sentirse amenazados con la rotunda personalidad de la joven empresaria.