Zasca de Rocío Carrasco a María Patiño y Kiko Matamoros

María Patiño y Kiko Matamoros acusaron a Rocío Carrasco de no querer una «mediación» con su hija Rocío Flores

Una vez más, Rocío Carrasco deja en evidencia a María Patiño. Queda claro su falta rigor y profesionalidad a la hora de hacer un trabajo de investigación y con un tema tan delicado como este. Nos remontamos al momento en el que el equipo de psicólogos y orientadores están pendientes a Rocío Flores durante los seis meses de libertad vigilada, tras ser condenada por la agresión a su madre en julio de 2012.

Este equipo de profesionales, aborda la posibilidad de que madre e hija puedan trabajar conjuntamente en un programa de  “mediación” para tratar de recuperar la relación. Tanto la hija como el padre se oponen a este programa. No obstante, siempre se contó que  Rocío Carrasco se negó  a este programa. Ahora la protagonista del documental, cuenta la verdad y demuestra que no fue así .

El hecho de que su hija y el padre aceptaran este programa, les parecía «una aberración». El motivo estaba bien claro, esto significaría que estaría asumiendo cualquier tipo de responsabilidad respecto al hecho denunciado, aseguran en el informe con respecto a Antonio David y Rocío Flores. Rocío Carrasco hace una dura crítica no solo a la prensa en general, sino también contra María Patiño “y compañía”. “Tiene la boca seca de decir que la madre se niega a hacer una mediación con la niña”.

Informe sobre Rocío Flores

¿Qué manifestaron María Patiño y Kiko Matamoros?

Para que no hubiese dudas al respecto, el programa recuperó de la hemeroteca ese momento. En este vídeo se ve a María Patiño apuntando que estaba “documentado” que “una de las partes decidió no acudir” aunque habría alguna explicación y era Kiko Matamoros quien decía a qué parte se refería: “la madre”.

Y una vez más, Rocío Carrasco vuelve a desmentir a María Patiño. Para ello, muestra un documento en el que queda reflejado, que fue la otra parte la que se negó. Sin embargo, no fue la única negativa que recibió ya que el equipo recomendó al padre que su hija acudiera a algún tipo de terapia y él respondió que no se lo podía permitir porque costaba 300 euros.

Otras de las mentiras de Antonio David Flores. Rocío Carrasco demuestra que desde que nacieron sus hijos, ella paga una póliza del seguro médico privado. Esta incluye la evaluación y el tratamiento  psicológico.