Zayra Gutiérrez, hija de Guti y de Arancha de Benito, saca ‘tajada’ de las polémicas pero se cubre las espaldas

La hija del ex futbolista Del Real Madrid, Guti, y de la presentadora y modelo, Arancha de Benito, tomaba una drástica decisión para evitar los comentarios críticos en su Instagram

Zayra Gutiérrez, hija de Guti y de Arancha de Benito, saltaba a ls medios hace unas semanas, por su actitud irresponsable y por compartirlo en redes sociales. A estas alturas nadie debería decirnos qué tenemos que hacer para luchar contra una pandemia que ya se ha cobrado la vida de más de 2 millones de personas en todo el mundo.

Fiestas ilegales con más de 6 personas, juntas, sin distancia seguridad, sin mascarillas, y para rizar el rizo, los vídeos corrieron como la pólvora por internet. Zayra era la protagonista de una de ellas, en las que era zarandeada por un público entregado al desenfreno, mientras titulaban la escena con un vergonzoso mensaje: “Nos gustan las ‘plandemias‘”

Debido a su condición de hija de famosos, el nombre de Zayra Gutierrez no ha cesado de aparecer en los medios digitales, copando horas en la parrilla de Telecinco, gracias a ‘Sálvame Diario’, donde incluso han hablado ex novios de la joven que apostillan su gusto por la noche y el derroche de dinero para salir de fiesta.

Zayra Gutiérrez saca ‘tajada’ a sus polémicas pero toma distancia con sus seguidores

A pesar de haber perdido perdón por su incívico comportamiento mostrándose arrepentida, reincidía solo unos dias más tarde siendo vista a las puertas de un local de moda en Madrid, sin mascarillas y socializando con otros jóvenes.

Las críticas no tardaron en llegar en forma de comentarios críticos e incisivos en su perfil de Instagram, donde ha tomado una drástica decisión para que no le afecte tanto sus irresponsabilidades. Decidía cerrar los comentarios de sus publicaciones anteriores y así se evita tener que leer las quejas de muchos, y las barbaridades de otros.

La joven siempre ha querido ser alguien en la red social  del momento, Instagram. Su perfil era seguido por miles de personas, pero no llegaba a esa cifra estrella en la que te conviertes en una ‘caramelo a las puertas del colegio’, para empresas que quieren publicitarse.

Tras estas polémicas y haber aparecido casi a diario en Sálvame, está viendo como este número de seguidores está subiendo como la espuma. Ya posee más de 41.000 followers y seguro que seguirá a un buen ritmo de crecimiento.