Nolito regresa al Celta cuatro años después y ya posa con la camiseta del conjunto celeste

El futbolista ya completó su primera sesión de entrenamientos, y ha posado con la camiseta celeste

El Celta de Vigo anunció ayer jueves el regreso al club del veterano delantero y extremo izquierdo Manuel Agudo Durán, más conocido por Nolito. El futbolista gaditano de 33 años vuelve al conjunto gallego, tras militar en el entre las temporadas 2013 y 2016.

En esas tres temporadas el punta nacido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) ofreció un gran rendimiento, anotando 39 goles en 103 partidos. El gaditano dejó un recuerdo imborrable por su gran clase, y desde la entidad celeste se mostraron abiertos a la posibilidad de su regreso algún día.

Finalmente ese día ha llegado y Nolito ha regresado al club vigués. Hay que recordar que el equipo gallego ya intentó cerrar su incorporación el pasado verano, operación que no se terminó llevando a cabo ya que el Sevilla quiso seguir contando con él para la presente temporada.

Feliz y contento por su regreso al Celta de Vigo

El futbolista ya ha completado su primera sesión de entrenamientos con la plantilla celeste, bajo las ordenes del técnico catalán Oscar García. En su presentación, Nolito afirmaba sentirse “feliz y contento” por regresar a la entidad gallega:

“Me siento feliz y contento de volver. Ha sido todo muy rápido. Ya lo dije años atrás, que Vigo siempre sería mi casa y al final he vuelto y estoy súper feliz por ello”.

La reciente lesión del portero del portero Sergio Álvarez, ha permitido al conjunto celeste realizare el fichaje de Nolito El Celta recibió el visto bueno para realizar un fichaje de emergencia fuera del periodo de traspaso, siempre que el jugador ya estuviera jugando en España o fuera agente libre.

A falta de 9 jornadas para el final, y solo por delante de los tres equipos ubicados en los puestos de descenso en este momento, Mallorca, Espanyol y Leganés, la llegada de Nolito se antoja muy importante en la lucha que el conjunto gallego mantiene para poder eludir el descenso.