Valencia 2 - Real Madrid 1. Zidane tiene mucho trabajo por delante

Primer desastre de Zinedine Zidane tras su regreso como técnico, en el Valencia – Real Madrid (2-1)

Zinedine Zidane tiene mucho trabajo por delante tras sufrir su primera derrota con el Real Madrid (2-1) ante el Valencia, desde que asumió el cargo tras el cese de Solari.

Fue el primer choque difícil, y los blancos dieron otra mala imagen con muchos jugadores fuera de forma. Esta es la novena derrota en La Liga y la decimoquinta en la temporada, dentro de una de las peores campañas en la historia del club.

El entrenador francés confió esta vez en los jugadores más experimentados. Sin embargo, algunos de ellos volvieron a demostrar que no son capaces de jugar en un gran club como el Real Madrid.

Un desastre de partido en todos los aspectos

Este es el caso de Marcelo, cuya actuación volvió a ser terriblemente mala. Lucas Vázquez o Toni Kroos también están lejos de su nivel. Mientras tanto, Bale o Isco empezaron esta vez desde el banquillo.

Los blancos controlaban el partido y tenían la posesión, mientras que el Valencia esperaba en su campo. Al técnico del Valencia, Marcelino García Toral, le gusta jugar de esta manera, así que estaban muy cómodos. El Real Madrid no creó prácticamente ni una sola oportunidad durante todo el partido. El conjunto de Toral marcó en el minuto 35 gracias a un fuerte disparo de Guedes. Antes del descanso, el Valencia pudo haber marcado el segundo pero falló en varias ocasiones.

Valencia 2 - Real Madrid 1. Zidane tiene mucho trabajo por delante

El Real Madrid fue incapaz de reaccionar y de crear peligro. De nuevo, se necesitaba un jugador importante en la línea de ataque. Zidane introdujo muchos cambios ofensivos con Mariano Díaz, Bale o Isco. No importaba. El Valencia volvió a marcar en el minuto 83 y cerró el partido con un cabezazo de Garay en un saque de esquina.

Sólo Benzema tuvo tiempo de marcar su gol en la última jugada del partido desde otro saque de esquina. Tras la marcha de Cristiano Ronaldo, el francés es una de las pocas noticias algo positivas de esta temporada.

Lo peor de esta derrota es que ya no sorprende. El conjunto blanco se ha acostumbrado a perder en esta temporada y los aficionados ya no están interesados en los partidos.

Sólo están a la espera de la próxima temporada y a los fichajes que vendrán en el próximo verano. Estos dos meses de competición hasta mayo van a ser muy largos.