El piloto catalán de Suzuki afirma que no logrará estar al 100% hasta la próxima temporada

Debido a la lesión sufrida en el primer gran premio de la temporada del Campeonato del Mundo de MotoGP de 2020, celebrado en el Circuito de Jerez, el piloto catalán Álex Rins afirma que no podrá volver a estar en plenitud física hasta que finalice esta temporada.

Como muchos recordaran, el joven piloto de 24 años sufrió una dislocación de hombro en una caída durante la clasificación en el estreno de la temporada en el circuito andaluz. Sin embargo, aunque dice que el hombro ya esta curado, le ha dejado sin fuerza en la mano debido a los músculos que ha tenido que usar para compensar la lesión.

Por ese motivo, Rins afirma que solo estará recuperado al 100% cuando permanezca un período prolongado de tiempo sin disputar entrenamientos  o carreras. El tiempo suficiente para sanar, y para no tener esos dolores.

Objetivo: parar y recuperarse completamente de cara a la próxima temporada

Álex Rins aseguraba recientemente que aunque no tiene ningún tipo de dolor en su hombro, la única forma de estar al 100% es parar y recuperarse durante dos o tres meses. Esto es algo inviable en esos momentos, en plena temporada de MotoGP.

El piloto barcelonés indicó que no tiene suficiente fuera en su mano derecha, y que por eso debe parar y recuperarse de cara a la próxima temporada:

“Lo que estoy sintiendo no es suficiente fuerza en la mano derecha, así que tenemos que terminar la temporada y luego para la próxima temporada recuperarnos para comenzar perfecto”.

Aunque Rins no ha tenido una primera mitad de la temporada estelar, al menos en relación con su compañero de equipo Joan Mir -segundo en la clasificación del mundial de pilotos-, el podio en la última carrera en Barcelona junto a su compañero le ha impulsado hasta el octavo puesto de la general.

Matemáticamente Rins todavía tiene la oportunidad de conseguir el título. El catalán esta ahora mismo a 48 puntos del líder del mundial, Fabio Quartararo, y a 40 de su compañero de equipo Mir.