PortadaEl BiomboCelebritiesBilly Porter confiesa aliviado que es VIH positivo

Billy Porter confiesa aliviado que es VIH positivo

El protagonista de ‘Pose’ ha concedido una entrevista donde confiesa que sintió mucha vergüenza cuando le diagnosticaron su enfermedad

El cantante Billy Porter confiesa públicamente y muy aliviado que es VIH positivo. Conocido mundialmente hoy en día por su papel en Pose, lo cierto es que Billy es un artista que lleva subiéndose a a las tablas de los escenarios, teatros y muchos platós estadounidenses desde el año 1994.

Y justo hoy en día y cuando se encuentra en el punto más alto de su popularidad, Porter ha decidido contar públicamente en una entrevista que ha concedido a la famosa revista cinematográfica The Hollywood Reporter que es VIH positivo.

Hace 14 años atrás, en el mes de junio del 2007, el cantante acudía al médico por una dolencia y el doctor le propuse realizarse un test de VIH. «Me hacía uno cada seis meses, como se debe hacer. Así que fui, me drenaron el bulto y me hicieron el test. A continuación, el doctor me miró. Se sentó, y yo estaba en plan, ‘no, no…’. Y él me dijo que la prueba había salido positiva», relata Billy.

El famoso actor manifiesta que durante todo es tiempo solo quiso revelárselo a las personas que él creía que debían saberlo en ese momento: «quienes lo debían de saber, a excepción de mi madre», confiesa el estadounidense de 51 años.

Billy relata además que tuvo terror que esta noticia fuera pública y que su enfermedad se convirtiera en un condicionante para su vida profesional: «Intentaba tener una vida y una carrera, y temía no conseguirlo si la gente equivocada se enteraba. Sería una forma más de discriminarme en una profesión muy discriminatoria. Así que intenté pensar en ello lo menos posible. Traté de bloquear el pensamiento. Pero la cuarentena me ha enseñado mucho».

Después de su primera confesión a la revista, Billy Porter quiso hacerlo televisivamente en una entrevista con Tamron Hall a quien reveló muchos detalles de su estado anímico: «La vergüenza es debilitante… La vergüenza me envolvió. Tuve problemas estomacales durante 14 años y nadie podía averiguar qué o por qué. Mi estómago se sentía como si tuviera siempre un nudo».

Porter asegura que gracias a su interpretación en la serie de Pose, el personaje le ha ayudado a superar la vergüenza que llevaba cargando desde hace años, puesto que pudo superarlo a través de Pray Tell, su personaje de la ficción.

Tras la sorprendente revelación, el actor de teatro de Broadway quiere zanjar esto para evitar que su vida gire alrededor de ello y confiesa una serie de metas que todavía tiene por conseguir:

«Cada sueño solitario que tuve alguna vez se está volviendo realidad en este momento, todo a la vez. Voy a interpretar al Hada Madrina de Cenicienta. Voy a sacar nueva música. Voy a sacar mis memorias. Pose está ahí. Voy a dirigir mi primera película. Y trato de estar presente. Trato de ser alegre y uno de los efectos del trauma era no ser capaz de sentir alegría» declara el protagonista de Pose.

Billy Porter confiesa aliviado que es VIH positivo

Más Noticias