Álex y Marc Márquez

Ambos hermanos recuperan sensaciones tras dos meses sin poder montar en una moto

El hexacampeón de MotoGP, Marc Márquez y su hermano menor Álex Márquez, han vuelto a subir a una moto por primera vez desde que el Gobierno español decretara el Estado de Alarma a mediados de marzo.

Siguiendo las directrices y recomendaciones de seguridad realizadas por el gobierno y los expertos en salud, los pilotos del Repsol Honda sólo habían podido montar en bicicleta al aire libre a principios de mayo.

Ambos pilotos han recuperado las sensaciones perdidas durante estos dos meses de confinamiento, tras poder entrenar recientemente practicando motocross en el circuito ‘El Bosquet’ ubicado en el municipio de Ponts (Lérida, Cataluña).

El mayor de los Márquez tuvo que someterse a una cirugía de hombro a finales de 2019.  Marc se ha marcado como objetivo conseguir un séptimo título de la categoría reina del motociclismo, cuando la temporada finalmente se pueda poner en marcha.

Por otro lado Álex, actual campeón de Moto2, se ha marcado como reto convertirse en el mejor novato de la temporada.

Felices por volver a montar en moto y recuperar sensaciones

Marc Márquez confesó que al “principio fue un poco extraño volver a montar en moto”. Sin embargo indicó que tras dar las primera vueltas, fue recuperando sensaciones “ya que todos los músculos y la mente comenzaron a recordar todo de nuevo”.

En cuanto a su hermano Álex, indicó que fue “genial poder regresar a un entrenamiento más normal”, mientras añadía que cuando se trata de una gran pasión se disfruta mucho más.

Ambos coincidieron al señalar, que volver a montar en una moto es “una sensación que no se puede encontrar en ningún otro sitio”. Los dos pilotos esperan que poco a poco se vaya recuperando la normalidad, aunque indicaron que debemos seguir adaptándonos y dar lo mejor de nosotros en esta situación.